¿Dónde se alojará el príncipe Enrique cuando regrese al Reino Unido?

·2  min de lectura


Una de las principales cuestiones que han surgido en los últimos días a cuenta del ya confirmado regreso del príncipe Enrique a su país natal, un viaje que se explica con el acto que se celebrará el próximo 1 de julio para rendir homenaje a la fallecida Diana de Gales, evento que incluirá la presentación de una estatua de la princesa en los jardines del palacio de Kensington, reside en averiguar dónde y con quién se alojará el duque de Sussex a su llegada a 'casa'.

Según fuentes consultadas por el diario The Sun, el nieto de Isabel II habría optado por quedarse en el que fue su hogar durante unos meses tras su boda de 2018 con Meghan Markle, Frogmore Cottage: una exclusiva residencia ubicada en Windsor y en la que ahora viven la princesa Eugenia y su marido Jack Brooksbank. Hay que recordar que los duques de Sussex reformaron exhaustivamente el inmueble para, poco más tarde, anunciar que se marchaban a vivir al otro lado del Atlántico.

Teniendo en cuenta que las instalaciones incluyen dos viviendas completamente separadas, algo nada sorprendente en un edificio de semejante categoría, el príncipe Enrique no tendrá problema alguno a la hora de cumplir con el preceptivo período de aislamiento que se requiere a todos aquellos que vuelvan al Reino Unido desde el extranjero. Esas mismas facilidades, por otra parte, también las ofrece el palacio de Kensington, donde residen su hermano Guillermo y su cuñada Catalina, pero la fría relación que mantienen a día de hoy los dos hermanos aconseja una distancia prudencial cuando ambos se encuentran en suelo británico.

La última vez que Enrique de Inglaterra pisó el Reino Unido fue con motivo de un acto tan solemne y triste como el funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo, quien falleció el pasado mes de abril en el castillo de Windsor y a solo dos meses de cumplir 100 años de edad. Enrique, Guillermo y Catalina solo cruzaron unas breves palabras al término de la ceremonia religiosa, ya que en las horas previas los dos hijos del príncipe Carlos prácticamente ni se miraron a la cara e incluso caminaron tras el féretro separados por uno de sus primos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.