¿Dónde está Brian Castaño? Misterio y silencio a cuatro meses de su caída con Jermell Charlo

·3  min de lectura
Brian Castaño no volvería a pelear hasta 2023
Brian Castaño no volvería a pelear hasta 2023

Nadie volvió a preguntar por el matancero Brian Castaño desde que perdió su corona mundial mediano jr. (OMB) ante el norteamericano Jermell Charlo, el 15 de abril último, en el Dignithy Health Sports Park de Carson, California. Ya pasaron cuatro meses.

Aquella fotografía del argentino en la lona y perdedor por primera vez en una inmaculada carrera profesional de 22 combates determinó -instantáneamente- una reflexión tan rápida como cruda en el negocio especulativo del boxeo: ¿Y de ahora en más… qué queda para Castaño?

Brian alcanzó un nivel de consumo pasional y popular, en sus dos peleas con Charlo , comparables con eventos excepcionales del pugilismo nacional de otros tiempos. Ahora, deberá afrontar un descenso escénico rotundo e influyente en tres sentimientos vitales de todo atleta: motivación, protagonismo y pérdida de dinero.

¿Que hizo Castaño tras su derrota mundialista? “Desintoxicarse” de su accidentada preparación llena de adversidades: entiéndase desgarros físicos, postergaciones y presiones reglamentarias en Los Ángeles. Recluido en un perfil bajísimo, sólo atinó a publicar un par de postales con Carolina, su esposa, y junto a los chocolateros de Bariloche que colaboraron para “reforzar” su peso actual: 83 kg. (El límite de su categoría es: 69.850 kg.)

Brian Castaño, de vacaciones con su esposa Carolina
Brian Castaño, de vacaciones con su esposa Carolina

Tuvo escasos encuentros con la prensa. En uno de ellos, dialogó con LA NACION. Fue el 29 de junio pasado. En la oportunidad, el orfebre Juan Carlos Pallarols lo agasajó entregándole un calco del cinturón mundialista de Carlos Monzón. Distinción que otorgaba la empresa Peñaflor -hace más de cincuenta años- a los argentinos consagrados ante la ausencia de diademas por parte de las organizaciones oficiales. En aquella ceremonia, nos dijo: “Sigo en el boxeo. Sin dudas. No hay fechas para el regreso. Debo poner mi cuerpo a la perfección y recuperar las ganas. Y eso, se logra. Escríbalo, sigo pensando como un boxeador.”

Nunca se caracterizó por ser un campeón muy activo. Entre 2016 y 2022 efectuó sólo ocho peleas y ese régimen laboral lo condiciona a esta altura de su vida y su carrera. ¿Podrá mantener este promedio competitivo para reconquistar una corona importante? ¿Concluido su duelo clásico con Charlo… hacia dónde debe ir? ¿Mantiene aún ese magnetismo con los fanáticos argentinos que lo acercó a la época de “Maravilla” Martinez, Maidana y Matthysse?

El porteño Sebastián Contursi , su manager radicado en Los Ángeles, declaró a LA NACION: “Castaño no peleará hasta 2023. Eso lo decidimos al día siguiente del desquite del match con Charlo. Yo recién en septiembre empezaré a gestionar su reaparición para el año que viene. Quizás en febrero; y espero que él en noviembre vuelva a California para ponerse a punto. Hay un montón de boxeadores que están dando vuelta para pelear con él”.

Jermell Charlo vs Brian Castaño. 14-05-22
Jermell Charlo vs Brian Castaño. 14-05-22 - Créditos: @Showtime

A los 32 años sigue siendo el púgil más trascendente de la Argentina. Si bien el único campeón mundial es el bonaerense Fernando Martínez, titular Supermosca (FIB), aún Castaño es el boxeador -en actividad- más conocido y más seguido del país. Y eso implica un valor al cobro destacable. En las últimas horas, la empresa Sampson Boxing que preside el promotor uruguayo Sampson Lewcowicz, realizó un estudio de mercado preguntando: ¿Qué boxeador local concitaría más atención para llenar el Luna Park? El resultado de la encuesta arrojó un nombre excluyente: Brian Castaño.

La impaciencia y las esperas dilatadas son enemigos de las grandes noticias deportivas. Y éste no es un caso excepcional. Su ausencia del gran ámbito pugilístico preocupa y llama -misteriosamente- la atención. Castaño todavía es una pieza muy valiosa de este deporte. Para hacer bastante ruido y no para hundirse en el silencio, tal sucede en estos momentos.