Daniel Craig soñaba con ser Superman, no James Bond

Daniel Craig, el actor que desde Casino Royale (2006) viene siendo la más reciente encarnación de James Bond, confiesa que no era el agente 007 quien deseaba ser de niño –sino más bien un superhéroe como Superman o Spider-Man.

El británico de 52 años asegura no temer al encasillamiento y considera estar preparado para interpretar “cualquier cosa” después de James Bond. (Imagen: © Metro-Goldwyn-Mayer / Universal Pictures)

El británico, que este mes cumplió los 52 años y recientemente terminó de rodar su última incursión en la saga de 007 –Sin tiempo para morir–, confiesa que de niño le llamaban más la atención los héroes de cómic que el espía más famoso de todos los tiempos.

En una entrevista con la revista Saga (vía Metro), Craig declaró: La gente siempre me dice: De niño debías de soñar con interpretar a James Bond y la respuesta es: no. Nunca lo hice. Soñaba con ser todo tipo de cosas –Superman, Spider-Man, el Hombre Invisible, incluso un vaquero de toda la vida. Pero Bond no tanto, lo cual ahora resulta irónico”.

Aunque Bond no fuese su papel soñado, Craig admite que interpretar al icónico agente en cinco películas “no tiene inconvenientes”.

He tenido la suerte de conseguir uno de los mejores papeles del cine. No hay inconvenientes en interpretar a Bond”. Además, el actor de Puñales por la espalda asegura ser una persona muy emotiva y que puede “llorar por cualquier cosa”.

Soy tan emotivo como el que más y puedo llorar por cualquier cosa. Cosas normales, como la amabilidad. Un bien anuncio puede emocionarme si estoy en mi momento”.

Recientemente Craig afirmó no estar preocupado por abandonar el papel de Bond, aunque sugirió que si lo hubiese hecho tras el estreno de Spectre (2015) como planeaba en un principio, no se habría sentido tan cómodo con su decisión. “Estoy bien. Y creo que no lo habría estado si hubiese terminado la anterior película y eso hubiese sido todo. Pero ahora estoy… Vámonos. Sigamos nuestro camino. Estoy bien”.

El actor también asegura verse capaz de interpretar “cualquier cosa” después de Bond, pese al encasillamiento del que fueron víctimas predecesores como Roger Moore. “Estoy bastante seguro de que puedo interpretar casi cualquier cosa. Sí. Estoy bastante seguro de poder, o al menos de hacerlo con un resultado j*********e bueno”.

Asumiendo un coste adicional de entre 28 y 46 millones de euros (30-50 millones de dólares) en concepto de marketing desaprovechado, MGM hizo caso al clamor de los fans y decidió posponer el estreno de Sin tiempo para morir a la vista de la crisis mundial del coronavirus. La 25ª entrega de la saga de James Bond se estrenará en España en el mes de noviembre.

Más historias que te pueden interesar: