Darwin Núñez, gran responsable del empate de Liverpool

·2  min de lectura

Pareciera ser que el destino lo llevó al lugar que se merecía estar. Darwin Núñez, poco a poco, demuestra que vale cada centavo que Liverpool pagó por él y en su debut en la Premier League fue el gran responsable del 2-2 en la visita a Fulham con un gol y una asistencia.

El uruguayo debió esperar afuera por disposición de Jürgen Klopp e ingresó desde el banco a los 51 minutos de juego en reemplazo de Roberto Firmino y cambió la historia del partido. Precisamente, en la primera pelota que tocó, consiguió el empate parcial.

El ex Benfica resolvió de gran manera un centro bajo desde la derecha de Mohamed Salah: definió de taco ante la presencia de Marek Rodák en el área chica. Luego llegó el penal y la nueva ventaja del local, pero nuevamente se las ingenió para participar en ataque.

A falta de 10 minutos para el final, Trent Alexander-Arnold envió un centro desde la derecha que Tim Ream desvió con la cabeza y el balón cayó a sus pies. Si bien no pudo controlar de la mejor manera, su toque sirvió para que Salah pueda empujar el balón a la red.

Precisamente, eso le permite a Darwin ser el tercer futbolista que consigue ello en su presentación en la liga inglesa, luego que Sergio Agüero lo lograra con la camiseta del Manchester City (2011/12) y Álvaro Morata con el Chelsea (2017/18).

Con 40 minutos en cancha, Núñez fue el jugador de los Reds que más remates intentó con cuatro disparos, tres al arco. Incluso pudo haber marcado otro gol si no fuera porque Ream despejó la pelota sobre la línea. En total, solo dio siete pases y tocó el balón 15 veces.

Foto: Julian Finney/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.