David Hasselhoff reúne a 'Los vigilantes de la playa' en su 70 cumpleaños

·4  min de lectura

Numerosos amigos, una tarta de tres pisos y un sinfín de buenos deseos. David Hasselhoff ha celebrado su setenta cumpleaños con una multitudinaria fiesta en un bar de Calabasas, California, en la que, además de cariñosas felicitaciones, hubo hasta un espectáculo circense. Fue una fiesta inolvidable por muchas razones pues no solo se pudo ver al mítico actor más jovial que nunca y sin perder esa sonrisa que tantos corazones ha roto a lo largo de su carrera, sino que reunió a parte del elenco de la serie Los vigilantes de la playa. Hasselhoff capitaneó el recordado grupo de socorristas desde 1989 a 2001 enfrentándose a todo tipo de peligros en el mar, pero también en tierra, donde mantenía el orden junto a sus compañeros.

'Los vigilantes de la playa' vuelven 26 años después, ¿te acuerdas de sus protagonistas?

VER GALERÍA

David Hasselhoff y Kelly Packard
David Hasselhoff y Kelly Packard

Kelly Packard, de 47 años, que encarnó a April Giminski, estuvo junto a su marido Darrin Privett en la celebración, aunque no dejó pasar la oportunidad de felicitar a David con un cariñoso mensaje. "Feliz cumpleaños al hombre, el mito, la leyenda. ¡Uno de mis héroes cumple 70 años! Nunca conoceréis a un hombre más generoso, amable y con talento. Estoy muy contenta de celebrarlo contigo y como siempre es genial ver a mis compañeros y amigos" escribió. En la imagen aparecen además Parker Stevenson, que interpretó a Craig Pomeroy, David Chokachi, de 54 años, que encarnó a Cody Madison en la serie desde  1995–1999, y Jeremy Jackson, de 41, que participó en la ficción desde 1991 a 1999 como el hijo de Mitch Buchannon (Hasselhoff), Hobie. "Mi padre televisivo, mi ídolo de la infancia, mi mentor en el mundo artístico y mi verdadero hermano mayor y amigo" escribió Jackson para felicitar a David.

VER GALERÍA

Jeremy Jackson y David Hasselhoff
Jeremy Jackson y David Hasselhoff

VER GALERÍA

Jeremy Jackson, David Chokachi y Kelly Packard
Jeremy Jackson, David Chokachi y Kelly Packard

Esta improvisada reunión trajo a la memoria una pincelada de lo que fue el gran éxito del intérprete, toda una estrella en la ficción de los ochenta. El coche fantástico o Los vigilantes de la playa le convirtieron en uno de los rostros más reconocidos del cine, "trabajo" al que llegó casi por casualidad. Trabajaba como mozo de almacen en Los Ángeles cuando le descubrió un cazatalentos que vio en su atractivo y su altura, dos metros, cualidades que casaban con los cánones de la época. Su primera gran oportunidad fue en 1982 con El coche fantástico donde un justiciero Michael Knight recibía la ayuda de un vehículo inteligente, Kitt, en su lucha contra el crimen. Las prestaciones de este coche, blindado, armado y que incluso hablaba,  presentaban un fantástico futuro que pronto conquistó a la audiencia.

VER GALERÍA

Los vigilantes de la playa
Los vigilantes de la playa

David se convirtió en un sex symbol y tras la serie, en 1985, grabó un disco titulado Night Rocker que tuvo un inesperado éxito en Alemania (uno de sus temas se convirtió en un himno por la libertad en la zona occidental). Llegó entonces a su agenda la serie Los vigilantes de la playa, que estuvo en antena 11 temporadas y llegó a ser visto en 140 países. El actor estaba en lo más alto de su carrera pero, después de esta serie, ya no volvió a encontrar un proyecto para él, convirtiéndose en noticia por su declive y sus adicciones. El alcohol, sus romances y los conflictos familiares le convirtieron en protagonista de numerosas polémicas, que le llevaron a tocar fondo tras difundirse un vídeo en el que se le veía en muy mal estado. "Al principio me destrozó, pero encontré la calma cuando todo salió a la luz. Porque tenía el respeto y cariño de mis hijas, mi madre y mi padre. Eso es todo lo que necesito. También tuve el apoyo de todos los que igual vieron un poquito de ellos mismos en mí. Les gustó el hecho de saber que pude levantarme" declaró en una ocasión.

Años después de su enorme triunfo, ya recuperado y en la ruina (lo admitió él mismo en 2016), ha participado en diversos programas como America’s got talent, Britain’s got talent y Dacing with stars, y ha hecho cameos en series y películas encarnándose a sí mismo y recordando los personajes que le hicieron alcanzar la fama. David, casado desde 2018 con Hayley Roberts (les separan 27 años de diferencia), tiene dos hijas Taylor, de 32 años, y Hayley, de 29, fruto de su segundo matrimonio con Pamela Bach (estuvieron juntos de 1989 a 2006). Antes había estado ya casado con Catherine Hickland (desde 1984 a 1989). A sus 70 años y, tras haber resurgido con más energía que nunca, el actor tiene intención de retirarse.