'De corazón, así somos', la nueva apuesta de Unicable por la diversidad sexual

Los Jonas Vloggers. Foto: Victor Chavez/WireImage

La diversidad va del rojo al morado y hace escala en otros varios colores. Y ahora, en un mundo de Mauricios Clarks, Bolsonaros y centros de conversión, los espacios para mostrar esa diversidad son más bienvenidos que nunca.

'De corazón, así somos' es el nombre del nuevo programa de Unicable (propiedad de Televisa) que intenta ver otro lado del vasto mundo de la diversidad sexual. Se trata de un reality que mostrará la vida de los Jonas Vloggers, un trío de amigos ‘influencers’ compuesto por dos jóvenes gays (David Alegre y Luis Rivas) y una chica trans (Mickey Bustamante) que saltaron a la fama en 2012 y ahora presentan su primer programa de televisión.

Y así, Unicable se viste de arco iris. Tampoco es que recién lo esté haciendo. Después de todo, el canal ha contado con emisiones conducidas por celebridades abiertamente homosexuales, como Yolanda Andrade y Montserrat Oliver. Solo que esta vez el tema se centra justamente en la diversidad sexual desde los ojos de estos jóvenes.

La idea del programa es mostrar no solo el día a día de estos jóvenes y su trabajo en las redes sociales, sino también los desafíos que han enfrentado como integrantes de la comunidad LGBTTTIQA (Lésbico, Gay, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual, Queer, Asexual).

Por ejemplo, Mickey comparte cómo ha sido su proceso de transformación como mujer trans y su vida amorosa y familiar, a David se le ve trabajando en su relación consigo mismo y la autoaceptación, y Luis muestra cómo tuvo que enfrentarse al rechazo de su padre, cuando le hizo saber su orientación sexual.

El proyecto venía preparándose desde hace, por lo menos, dos años. Y actualmente, se transmite por el canal Unicable todos los lunes a las 22:00 horas, tiempo de México, en un intento por diversificar su oferta de contenidos y acercarse a una audiencia más joven.

También te puede interesar: Vicente Fernández y el trasplante que rechazó por temor a que fuera de un gay

Los Jonas Vloggers comenzaron una carrera en las redes sociales hace siete años. “Nos conocimos por diversas razones. A Luis lo conocí porque trabajaba en moda, organicé una pasarela en la cual él estaba invitado. Ambos veíamos los videos de Mickey. Tuve la idea de hacer un blog colaborativo y en el primero en el que pensé fue en Luis. Viendo la idea, le dije que teníamos que buscar a alguien más. Nos juntamos con Mickey y así nacieron los Jonas Vloggers”, contó David.

Durante ese tiempo de trabajar juntos, el trío ha logrado una importante legión de fans. En YouTube, por ejemplo, cuentan con más de 450 mil seguidores, mientras que en Instagram registran 136 mil… nada mal para tres jóvenes que comenzaron haciendo sketches y confesiones, y después se dedicaron a entrevistar celebridades y explotar su imagen de ‘influencers’.

También te puede interesar: Las terapias de conversión sexual en EEUU, expuestas gracias al cine

Aunque saben que su trabajo inspira a otras personas, su carrera ha tenido claroscuros. Por ejemplo, los hemos visto participando en proyectos interesantes como ‘Ana, la chica bolera’ o aclarando mitos sobre la sexualidad humana.

No obstante, también han caído bajo al intentar ser cantantes y grabar un tema junto a Eva Rojas, así como engancharse y contestar a sus críticos con la canción ‘Mírame subir’, un concepto bien intencionado, pero pésimamente realizado: un rap mal pronunciado, una letra pretenciosa y escrita más desde el coraje que desde la inspiración, y un video con apariciones de personajes como Daniel Bisogno o Luis ‘Potro’ Caballero, de ‘Acapulco Shore’.

Sin embargo, la voz pública de estos jóvenes también puede ser útil para llamar a la visibilidad. O al menos eso es lo que pretende su proyecto en Unicable: mostrar a los humanos detrás de los personajes. Y es que son jóvenes y tienen derecho a divertirse, nadie dice lo contrario, pero el desafío es combinarlo con el papel que tienen como ‘influencers’ y, por tanto, les guste o no, como agentes de cambio (sobre todo en un mundo que pareciera estar dando pasos hacia atrás en materia de diversidad).

De esta manera, poco a poco, Televisa va abriendo espacios a otras maneras de ver el mundo y, por ende, a otras audiencias. Desde que les funcionó el fenómeno ‘Aristemo’, no han parado de repetir la fórmula (ahí tenemos a ‘Juliantina’ y, ahora, a este trío). Sin duda, es un paso hacia adelante en términos de visibilidad, pero también una señal de que la televisora se convence cada vez más del lucrativo negocio que le representa la diversidad.

@braham_MV