Un decenio después del secuestro, los padres de Austin Tice dicen que Biden tiene una estrategia para el regreso de su hijo

·3  min de lectura

La administración del presidente Joe Biden seguirá colaborando directamente con el gobierno sirio para localizar y hacer regresar a Austin Tice, un periodista desaparecido desde hace una década en Siria, dijo el domingo el secretario de Estado Antony Blinken.

Blinken hablaba en un acto en el National Press Club de Washington en el que se conmemoraba el décimo aniversario de la desaparición de Tice, corresponsal freelance que reportaba para McClatchy, The Washington Post y otros medios, el 14 de agosto de 2012.

“No hay nada que pueda decir que borre el dolor de 10 años de espera, pero quiero que sepan que el gobierno de Estados Unidos es inquebrantable en nuestro compromiso de traer a Austin a casa”, dijo Blinken en un mensaje de video.

Blinken dijo que el Enviado Especial para Asuntos de Rehenes, Roger Carstens, “continuará contactando al gobierno sirio en estrecha cooperación con la Casa Blanca”.

“Esto es una prioridad para nosotros”, dijo Blinken.

Tres presidentes no han logrado localizar a Tice ni traerlo a casa, pero el presidente Joe Biden dijo el miércoles que Estados Unidos sabe “con certeza” que el gobierno sirio lo ha retenido en algún momento de la última década.

El gobierno sirio sigue negando cualquier conocimiento sobre el paradero o el estado de Tice. Sin embargo, funcionarios estadounidenses y sirios han reanudado las conversaciones directas sobre Tice en las últimas semanas, lo que ha despertado la esperanza en el gobierno de Biden de que sea posible una negociación seria.

Los padres de Tice, Debra y Marc Tice, asistieron al acto en Washington.

“Hoy Austin tiene que enfrentarse a la terrible realidad de haber perdido 10 años de su vida. Para mí es el más doloroso de los 3,653 días que mi primogénito ha sido retenido en secreto”, dijo Debra Tice. “A pesar del peso aplastante de este día, mi corazón sigue lleno de esperanza”.

Debra Tice mantuvo reuniones en Washington durante toda la semana con funcionarios del gobierno.

“Creo cautelosamente que las cosas se están moviendo en la dirección correcta”, dijo. “Si las personas con las que me he reunido son sinceras y están en verdad involucradas con su mejor esfuerzo y determinación, creo que pronto veremos a Austin caminar en libertad y poner fin a este largo viaje”.

“El gobierno está haciendo mejores esfuerzos que antes”, añadió. “Hay una estrategia”.

Tice fue visto por última vez en un puesto de control al suroeste de la capital siria, Damasco. Seis semanas después apareció un video en el que supuestamente aparecía vivo y cautivo por un grupo no especificado.

Había viajado a Siria ese verano como periodista independiente. Nacido en Texas y ex marine estadounidense, Tice tenía previsto regresar ese otoño para cursar su último año en la Facultad de Derecho de Georgetown.

El presidente ejecutivo de McClatchy, Tony Hunter, que asistió al acto del domingo, instó al gobierno de Biden a hacer más para asegurar el regreso de Tice.

“No deberíamos estar aquí, no después de 10 años de espera para que Austin Tice sea liberado”, dijo Hunter.

“La pura verdad es esta: la administración puede hacer más. Así que le pedimos que deje de hablar y haga más”, añadió. “Las palabras no equivalen a la acción. Necesitamos ver acciones y resultados”.

Fred Ryan, editor de The Washington Post, también pidió a la Casa Blanca que aumentara sus esfuerzos para conseguir la liberación de Tice.

“Diez años de encarcelamiento son difíciles de comprender”, dijo Ryan. “Estados Unidos no debe quedarse de brazos cruzados cuando los estadounidenses son rehenes. No podemos seguir dejando que Austin languidezca en Siria. El gobierno de Biden debe aumentar los esfuerzos para asegurar la liberación de Austin”.