Declararon los acusados por el incendio en las islas del Paraná y seguirán detenidos

·3  min de lectura
Brigadistas de distintas provincias trabajan para combatir los incendios en la zona.
Brigadistas de distintas provincias trabajan para combatir los incendios en la zona. - Créditos: @Télam

Los tres apicultores acusados de iniciar un incendio en las islas del Paraná prestaron declaración indagatoria este martes ante la justicia de Entre Ríos, y seguirán detenidos hasta que el juez federal de Victoria, Federico Martín, resuelva la situación procesal. Así lo confirmó el fiscal federal, Claudio Kishimoto.

Los tres hombres, el padre y sus dos hijos, fueron detenidos el domingo luego de haber encendido unos pastizales en los márgenes del Arroyo Los Laureles. Como consecuencia de esa acción, un fuerte olor a humo se expandió por la ciudad de Buenos Aires y los alrededores.

El fiscal Kishimoto señaló, en declaraciones a Canal 3 de Rosario, que los tres hombres fueron “coincidentes” en sus descargos, aunque se abstuvo de brindar detalles de sus testimonios. “Ellos declararon y ahora vamos a chequear la información”, afirmó el funcionario judicial.

El fiscal federal precisó que, a partir de ahora, el juez Martín “tiene 10 días hábiles para resolver la situación de los imputados”.

Como publicó LA NACION, el lugar donde los hombres fueron sorprendidos figura dentro del mapa de los últimos focos activos que, desde la semana anterior, afectaron unas 10.000 hectáreas de islas desde Rosario (Santa Fe) hasta San Pedro (Buenos Aires).

La explicación de los familiares de los detenidos

Familiares de los detenidos, apostados frente al Juzgado Federal de Victoria, explicaron a la prensa que, al momento de la detención, los tres “estaban haciendo un contrafuego para salvar las colmenas”.

No obstante, el fiscal evitó responder si esa situación, en caso de ser comprobada, beneficie a los detenidos. “Primero hay que ver si siguen procesados, si les dictarán la falta de mérito o si serán sobreseídos”, planteó. Pero también contempló otro escenario y admitió que si se llega “a la instancia de la imputación o acusación formal, tiene que haber un juicio”. “Mientras tanto estamos investigando”, dijo.

Por otro lado, trascendió que hubo una cuarta persona detenida en la zona de las islas por parte del Grupo Albatros, cuando estaba iniciando fuego. No obstante, el funcionario judicial aclaró que se trata de un hecho distinto y especificó que se juzgará como tal.

El viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, reafirmó este martes que l os incendios generados en las islas del Delta del río Paraná son “acciones criminales ” de sectores que piensan en el “interés particular” y que pueden generar un futuro de emprendimiento inmobiliario.

“Hay una acción deliberada de los dueños de campos y de otros que no son propietarios que van a buscar lugares que hoy están aflorando luego de la sequía y de la bajante del Río del Paraná que prenden fuego y le colocan un terraplén para que el agua no reingrese”, agregó el funcionario nacional.

Humo en Buenos Aires

Desde este martes se siente un fuerte olor a humo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y alrededores, sobre todo en la zona norte y los continuos incendios intencionales que siguen afectando las islas del Delta del río Paraná aparecen como explicación.

Ante la consulta de LA NACION, Alberto Cárita, director de Defensa Civil de la ciudad, confirmó que el humo proviene de los distintos focos de incendio que se registran en Entre Ríos, principalmente, pero que también existen en el norte de Santa Fe y Corrientes. “Va a depender de la evolución del viento”, agregó.

El humo de los incendios en Rosario llegó a la ciudad de Buenos Aires
El humo de los incendios en Rosario llegó a la ciudad de Buenos Aires - Créditos: @Ricardo Pristupluk

No obstante, desde la Secretaría de Ambiente de la Ciudad indicaron a este medio que se analizó la presencia de humo en distintos barrios porteños y que, basándose en los datos reportados por las estaciones de monitoreo atmosférico de la ciudad, “todos los contaminantes en el aire se encuentran por debajo de los límites admisibles establecidos”.

Con información de Télam