El declive de Miriam Sánchez reflejado en una llamada de 'Sálvame'

·3  min de lectura

En 2008 Miriam Sánchez se convirtió en uno de los rostros más populares de Telecinco tras ganar Supervivientes. Su paso por el programa de supervivencia por excelencia de la cadena de Fuencarral le abrió infinitas posibilidades en Mediaset, erigiéndose como asesora del amor en Mujeres y hombres y viceversa (MyHyV) entre 2008 y 2013, en colaboradora de El Programa de Ana Rosa entre 2009 y 2010 o de De buena ley entre 2009 y 2013. Asimismo la actriz pornográfica retirada trabajó como tertuliana de Enemigos íntimos entre 2010 y 2011, de Sálvame entre 2011 y 2013 y de Supervivientes: El Debate entre 2011 y 2015. Sin embargo tras su paso como colaboradora de Cazamariposas en 2015, que vino después de su participación en ¡Mira quién salta!, el piloto rojo se apagó para esta madrileña de 40 años.

Hace apenas unas semanas que Miriam Sánchez regresó al foco mediático, no obstante, su reaparición vino cargada de polémica tras protagonizar un altercado en un bar de la capital. Y tras unos cuantos rumores sobre su declive profesional y personal, la expareja de Pipi Estrada ha escenificado su ocaso en la última entrega emitida de Sálvame.

©Gtres (autor ZW/Enfoque Reportajes)
©Gtres (autor ZW/Enfoque Reportajes)

El pasado 27 de agosto Sálvame alertó que una famosa la había liado parda, teniendo un altercado con el guardia de seguridad de un bar de Madrid. El programa dio pistas sobre la identidad de esta mujer, asegurando que ganó un reality de Mediaset y que había trabajado varias veces en el programa estrella de las tardes de Telecinco. Pues bien, enseguida se dio a conocer que Miriam Sánchez estaba detrás de este altercado que ha hecho correr ríos de tinta.

Tanto es así que en Sálvame Kiko Matamoros reveló que tras el incidente Pipi Estrada tuvo que tranquilizar a la madre de su hija. A finales de agosto en Socialité también desvelaban la drástica decisión que Miriam Sánchez habría tomado tras su altercado en un bar, decidiendo acudir a un centro de rehabilitación para curar sus adicciones. Igualmente el pasado 9 de septiembre la revista Semana subrayaba que la tertuliana se había instalado en Lanzarote con la intención de arrancar una nueva vida después de haber tocado fondo.

Tras las múltiples informaciones surgidas en las últimas semanas, Miriam Saavedra ha reconocido entre líneas a Sálvame que no atraviesa por su mejor momento pero que, no obstante, va a tratar de recuperar las riendas de su vida y dejar atrás los escándalos. Y es que la que fuera ganadora de Supervivientes, que por cierto puso en venta el título de vencedora del programa el pasado mes de abril, quiere dar un giro radical a su vida y que ésta comience de cero.

Estoy ahora en rehabilitación. Me apetece estar más tranquila, necesito tranquilidad. Necesito irme fuera de España un tiempo. Estoy muy cansada”, dice primeramente Miriam Sánchez en conversación telefónica. Y ante la primera pregunta de la redacción del programa ya da pinceladas sobre cómo algo en su vida no marcha bien.

Eso sí, la tertuliana echa por tierra los rumores asegurando que no tiene problemas económicos y que tiene la vida resulta: “Sin lujos. Me da para mí, para mantenerme a mí con austeridad. No soy muy de grandes lujos ni soy pija ni necesito nada más que comer, desayunar y cenar. Y ahora ni ceno. No estoy arruinada ni nada de eso”.

Igualmente, Miriam Sánchez se pronuncia sobre el incidente nocturno resaltando que Pipi Estrada no fue precisamente el primer hombre que le tendió la mano: Llevaba cuatro años sin hablarme con mi padre y me tranquilizó mi padre. No me tranquilizó nadie más. Lo que se cuenta todo es mentira. ¿Qué hace mi familia cuando hay algo feo? Colgar el teléfono. Está cada uno en su mundo, no quieren saber nada y tampoco tengo mucha relación con ellos”.

En la misma charla Miriam Sánchez reconoce que quiere encontrar trabajo: “Algo tranquilo que me haga estar bien. Yo tengo que estar ocupada porque si no me puedo autosabotear yo misma. Y precisamente aquí está la clave de sus declaraciones ya que aunque Miriam Sánchez se ha mostrado tranquila sí que se percibe en sus palabras, como también ha apreciado Gema López desde plató, que ella misma es consciente de que es su peor enemigo.

“Ella fíjate lo que dice: o yo empiezo a trabajar y a meter mi cabeza en otros sitios o yo misma me autodestruyo. Y sabe cuál es el camino perfectamente”, apunta la colaboradora poniendo de manifiesto el declive de uno de los rostros más populares de Telecinco.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Gtres (autor ZW/Enfoque Reportajes)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.