Los delfines pueden reconocer a sus amigos y familiares a través del gusto, según un estudio

·2  min de lectura
Los delfines también son capaces de comunicarse a varios kilómetros debajo del agua (Getty)
Los delfines también son capaces de comunicarse a varios kilómetros debajo del agua (Getty)

Los delfines nariz de botella pueden reconocer a sus amigos y familiares sin verlos ni escucharlos, descubrieron los investigadores.

Si bien los animales tienen un agudo sentido del oído, también tienen una habilidad única del gusto que les permite identificar a otros delfines familiares usando otros sentidos.

Los delfines están expuestos de forma regular al sabor de otros individuos de su especie, sobre todo a través de la orina y otras excreciones corporales en el agua.

Investigadores de la Universidad de St Andrews estudiaron a los animales en su hábitat natural en las aguas que rodean Hawái y las Bermudas.

Probaron cómo reaccionaban a las muestras de orina de diferentes individuos para ver si podían distinguir entre amigos y extraños.

Se descubrió que los delfines respondían a muestras de animales conocidos durante más tiempo, a pesar de haber perdido muchos de los gustos comunes que se encuentran en otros mamíferos.

El director del Scottish Oceans Institute, el profesor Vincent Janik, dijo: “Los delfines exploraron muestras de orina durante más tiempo si provenían de animales conocidos o cuando se presentaban junto con el silbido característico único y distintivo del delfín, un identificador acústico que funciona como un nombre”.

“Esto demuestra no solo que pueden distinguir a los animales por el gusto, sino también que pueden reconocer animales a través de sus sentidos, lo que sugiere una representación compleja de animales familiares en el cerebro de un delfín”.

Los investigadores estudiarán qué otra información los delfines pueden extraer de la orina (PA)
Los investigadores estudiarán qué otra información los delfines pueden extraer de la orina (PA)

Agregó: “Si bien el gusto y el olfato son experiencias conectadas para los humanos, los delfines perdieron el sentido del olfato en su evolución y, por lo tanto, solo pueden usar el gusto para resolver la tarea que les asignaron los investigadores”.

A pesar de haber perdido la capacidad de distinguir entre los sabores, como agrio, dulce, umami y amargo, los delfines tienen células sensoriales inusuales en la lengua que ayudan a detectar los sabores de otros animales.

Los investigadores entrenaron a los animales en el Scottish Oceans Institute para dar muestras de orina cuando fuera necesario, lo que creó una colección para presentar a los otros mamíferos.

El profesor Janik y su equipo ahora intentarán comprender qué otra información pueden extraer los delfines de la orina, incluida posiblemente información sobre la dieta o el ciclo estral (reproductivo).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.