Denuncian abusos en El Arte de Vivir, la ONG de Sri Sri Ravi Shankar: hay dos argentinas entre las víctimas

·6  min de lectura
Ravi Shankar al llegar a aeroparque rodeado de seguidores
Ravi Shankar al llegar a Aeroparque rodeado de seguidores en 2012 - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Dos mujeres argentinas, dos uruguayas y dos brasileñas denunciaron recientemente haber sido víctimas de situaciones de abuso en la organización el El Arte de Vivir , guiada por el gurú indio Sri Sri Ravi Shankar. Las presentaciones apuntaron contra un discípulo del famoso líder espiritual, el maestro yogui de origen indio Swami Paramtej y generaron una fuerte controversia.

Las denuncias se conocieron a partir de publicaciones que realizó el diario O Globo, primero, y luego el diario El País, de Uruguay. Paramtej, de 49 años, se desempeñó por 15 años como referente de El Arte de Vivir en América Latina, y recorrió varios países en los que disertó sobre clases de meditación y yoga. La entidad informó que lo apartó luego de las denuncias.

Paramtej recorrió varios países a lo largo de los años en los que ofreció charlas de meditación y yoga. Su nombre real es Pankaj Gupta y es oriundo de la india. Swami, en tanto, es un título dado a los discípulos de Ravi Shankar.

Según consignó El País, los discípulos de Shankar deciden permanecer en celibato y renunciar a la vida material para difundir el conocimiento y la gracia del líder espiritual. Paramtej era considerado una de las personas de mayor confianza de Shankar, sin embargo, ya fue “suspendido definitivamente” de la organización, según consignó el El Arte de Vivir.

Con charlas y meditaciones Ravi Shankar cautivó a todos
Ravi Shankar realizó meditaciones en Buenos Aires. - Créditos: @Mariana Araujo

El caso se destapó en el momento en el que Shankar inició una gira por América Latina, con escalas en Surinam, Guyana, Brasil, Bolivia y Chile. La controversia obligó al gurú indio a dar explicaciones mientras se encontraba en Río de Janeiro. Allí, dijo que no habían sucedido abusos en la organización en 41 años, pero aclaró que ya había tomado medidas con respecto a los acusados.

De acuerdo a las denuncias que trascendieron, Paramtej generaba una relación de confianza con las víctimas, que las hacía sentir “especiales”. Sin embargo, después de un tiempo se aprovechaba de su posición y llegaba a pedir que le hicieran masajes inapropiados. Hubo además comentarios e insinuaciones sexuales, además de manoseos. Una joven incluso dijo que puso su cuerpo muy cerca del suyo y que la intentó besar.

Constituida como organización sin fines de lucro, el Arte de Vivir fue fundada en 1981 y opera en más de 156 países. Según se indica en su sitio web, su objetivo es impartir prácticas filosóficas ancestrales a través de técnicas de respiración, meditación y yoga.

Ravi Shankar, de 66 años, es el máximo representante de la institución. La revista Forbes lo declaró en 2010 como la quinta persona más influyente de la India y al año siguiente la Unesco lo nombró como uno de los oradores más destacados del siglo.

Shankar estuvo en Argentina. En 2012, el gobierno de la Ciudad lo convocó para diferentes jornadas espirituales. El gurú guió en esa ocasión una meditación colectiva con 150.000l personas en Buenos Aires, con réplicas en 300 ciudades del mundo

Denuncias

Mientras la mayoría de las denuncias se dirigieron contra Paramtej, también hubo denuncias contra otro de los instructores. Entre las denunciantes circula la versión de que el maestro yogui se encuentra en la India, donde realiza “limpieza kármica”. En ese sentido, aparecen dudas sobre las medidas de Shankar y la conducción de la entidad.

El 31 de julio, cuando se conoció la publicación en Uruguay, la organización publicó un comunicado en las redes en el que se responsabiliza por lo ocurrido “dentro” de la institución, afirmó que desplazó a los acusados y señaló que se brindó asistencia a las denunciantes.

“El Comité de Ética y Valores de Argentina recibió denuncias de conductas contrarias a nuestros valores en contra de dos instructores. Inmediatamente se dispuso la suspensión definitiva ”, señalaron en la publicación. Al mismo tiempo, indicaron que “se ofreció apoyo psicológico y legal a las personas afectadas”. Y se decidió ampliar los canales de denuncias.

A su vez, la entidad dijo que no había sido notificada de una causa judicial en curso. “La resolución del Comité de Ética y Valores no se hizo pública por respeto a las personas afectadas y para no interferir con posibles procesos judiciales. Como organización no podemos caratular los hechos ni comunicarlos públicamente hasta tanto no haya una denuncia en la Justicia”.

“Quiero que dejen ir el pasado”

Algunas de las denunciantes tuvieron un intercambio por videollamada con Ravi Shankar el 9 de abril. Hubo varias mujeres que participaron de la conversación y que respaldaron las denuncias. Shankar condenó los hechos, pero afirmó que Swami Paramtej manifestó una tendencia suicida, una vez que le fueron narradas las acusaciones.

No quiero que nadie se suicide, por eso voy a ir en esa dirección. Tengo la responsabilidad de reformar a la gente; tanto hombres como mujeres cometen errores, sin duda... Pero si existe alguna chance de reformarlos, de corregirlos, debemos dársela, ¿están de acuerdo conmigo?”, manifestó Shankar durante el intercambio, publicado originalmente por O Globo.

Con charlas y meditaciones Ravi Shankar cautivó a todos
Con charlas y meditaciones Ravi Shankar cautivó a todos años atrás. - Créditos: @Mariana Araujo

Quiero que dejen ir el pasado y no se queden atascadas en el enojo y la frustración, porque eso la hace verse tristes y no las quiero tristes”, manifestó sobre el final el gurú indio. El líder de la entidad pidió proteger a El Arte de Vivir (ADV).

Las mujeres, no obstante, rechazaron su visión. “Se hicieron reuniones donde se disminuyó y se dijo que no había sido abuso, sino un desliz por parte de Swamini y la verdad es que hoy no estamos acá para cuidar la institución, sino para apoyar a las víctimas”, manifestó una de las participantes.

“La fundación vive una pandemia”

Tras el escándalo, se conoció un audio que la coordinadora de internacional del ADV, Beatriz Goyoaga, le envió a algunos de los instructores en América Latina, en el que reconoció que “la fundación está atravesando una pandemia”, ante la aparición de las distintas denuncias. Dio, además, su propia versión de los hechos,

“Tuvimos que suspender a dos miembros, uno que tuvo relaciones sexuales consentidas, pero que tuvo abuso de poder que es Rodrigo (sic) y otro que es Swami Paramtej, por comportamiento indebido. Quiero que sepan que no ha habido en ninguno de los casos abuso sexual, violación, ni nada de eso, pero en ninguno de los dos casos se puede permitir que haya abuso de poder, ni comportamiento indebido”, expresó.

En esa comunicación, citada por El País, Goyoaga aseveró que Shankar se llevó a Paramtej a India, pero sostuvo que ya no podrá ser más Swami. También expresó que, en caso de que la Justicia lo requiera, el gurú indio facilitará su traslado para que sea juzgado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.