Derrame de petróleo en Perú: ‘Nada de dónde nosotros pescábamos tiene vida’

·2  min de lectura

Perú prohibió este jueves el zarpe del buque tanque de bandera italiana "Mare Dorium", implicado en el derrame de unos 6.000 barriles de crudo en la costa central de Perú, atribuido al oleaje causado por la erupción volcánica en Tonga. RFI conversó con los pescadores afectados por el desastre y quienes intentan limpiar el derrame de carburante que llevará años quitar.

“Ya son cinco días, y todo esto está contaminado. Nada de dónde nosotros pescábamos tiene vida, señor, y es una lástima, es una gran tristeza, hasta he llorado de ver nuestro mar así, invoco por favor ayuda”.

Este es el dramático testimonio de Walter de la Cruz, pescador artesanal, con toda una vida viviendo del mar de la costa norte de la capital peruana, ahora cubierto de petróleo por un derrame de 6.000 barriles causado por la empresa española Repsol, que se produjo cuando se descargaba el crudo de un barco a la refinería que opera, en medio del fuerte oleaje que llegó a las costas peruanas después de la erupción del volcán de la isla de Tonga.

El derrame, que se ha extendido a un área de más de un 1.7000.000 metros cuadrados, afecta dos reservas naturales y es considerado el mayor desastre ecológico en el país en mucho tiempo. Peces, aves, pingüinos, lobos marinos, aparecen muertos cubiertos de petróleo.

Los pescadores artesanales de la zona se han quedado sin trabajo y exigen una reparación.

“La contaminación ha creado un caos terrible. Esto ha creado una paralización total”, señala uno de los pescadores.

“Queremos que reconozcan los daños que han cometido”, dice uno de los dirigentes del gremio de pescadores que protesta frente a la refinería de Repsol.

La ONU enviará al país un equipo de expertos en desastres.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.