El desempleo latino cae al 8,4 % al ralentizarse de nuevo la economía

Agencia EFE
·5  min de lectura

Washington, 4 dic (EFE).- El índice de desempleo entre los hispanos disminuyó cuatro décimas de punto porcentual, hasta situarse en el 8,4 % en noviembre, un mes en el cual la economía añadió 245.000 empleos y el índice general de desempleo bajó al 6,7 %, según informó este viernes la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) del Departamento de Trabajo.

El índice de desempleo entre los hombres latinos de más de 20 años de edad bajó del 8,1 % en octubre al 7,8 % en noviembre, y entre las mujeres latinas de más de 20 años de edad, disminuyó del 9 % al 8,2 %.

Las cifras muestran una ralentización en el crecimiento general del empleo después que en octubre la economía agregó 638.000 puestos de trabajo. El incremento de noviembre fue el menor desde que el mercado laboral estadounidense empezó a recuperarse del impacto de la pandemia de la covid-19, que eliminó 20,7 millones de empleos en abril y mayo.

Según BLS, en noviembre 14,8 millones de personas indicaron que no habían podido hallar empleo porque su empleador había cerrado o perdido la empresa debido a la pandemia y, por lo tanto no habían trabajado, o habían trabajado menos horas durante las últimas cuatro semanas debido a la covid.

El sector de la construcción, en el cual se ocupan muchos latinos, añadió 27.000 empleos en noviembre, pero sigue estando unos 279.000 empleos por debajo de los niveles de febrero, antes del impacto de la pandemia.

Estados Unidos ha recuperado poco menos de la mitad de los empleos perdidos en el comienzo de la pandemia, y el crecimiento del empleo en noviembre estuvo muy por debajo de las expectativas de los analistas que calculaban un aumento de unos 432.000 puestos de trabajo.

El panorama en el mercado laboral sigue siendo incierto cuando en el país se han registrado más de 14,2 millones de casos de coronavirus y por el mal han muerto más de 276.000 personas. En las últimas semanas las cifras de contagios, hospitalización y muertes siguen subiendo.

A poco más de un mes del cambio de gobierno, y después de meses de inacción, se otea un posible acuerdo en el Congreso para un segundo paquete de medidas de estímulo económico.

El mes pasado, el sector privado añadió 344.000 puestos de trabajo, comparado con un incremento de 906.000 empleos en octubre, en tanto que el sector público perdió 99.000 empleos tras una caída de 267.000 puestos de trabajo que reflejó la terminación de contratos temporales para el Censo.

La disminución del índice general de desempleo también refleja que unas 400.000 personas desaparecieron de la fuerza laboral, ya sea porque no podían encontrar trabajo o porque debían cuidar de alguien en la familia contagiado con el coronavirus.

"Hubo ganancias notables de empleo en el transporte y los almacenes a granel, los servicios profesionales y de negocios, y el cuidado de la salud", indicó BLS. "El empleo gubernamental y el comercio minorista redujeron su empleo".

El índice de desempleo entre los hombres mayores de 20 años de edad se mantuvo en el 6,7 % en tanto que el índice de desempleo entre las mujeres mayores de 20 años bajó del 6,5 % al 6,1 %, indicó el informe.

Las remuneraciones promedio de los trabajadores subieron en noviembre un 0,3 % después de un incremento del 0,1 % el mes anterior, y han subido un 4,4 % desde noviembre de 2019.

El índice de desempleo, que se había mantenido en alrededor del 3,5 % por varios meses hasta febrero, comenzó a subir a mediados de marzo y en abril alcanzó al 14 %. Desde entonces ha ido disminuyendo gradualmente.

En tiempos normales, la economía de Estados unidos añade empleos al aproximarse las fiestas tradicionales de fin de año, pero la nueva oleada de infecciones del coronavirus ha forzado nuevas restricciones de las actividades comerciales en ciudades y estados.

El jueves, BLS informó que la cifra de solicitudes del subsidio por desempleo en el país bajó a 712.000 la semana pasada, comparado con 787.000 en la semana anterior, en medio de las nuevas restricciones aplicadas en gran parte del país por el repunte de casos de la covid-19.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa las variaciones semanales, bajó también a 739.500 trámites, comparado con 750.750 en la semana anterior.

Según el Gobierno, en la semana que concluyó el 21 de noviembre había 5,52 millones de personas que recibían la prestación convencional por desempleo, un descenso desde los 6,09 millones de amparados en la semana anterior.

La cifra semanal de pedidos del subsidio por desempleo había tenido un promedio de 205.000 trámites por varios meses hasta que a fines de febrero empezó a sentirse el impacto de la pandemia de la covid-19 sobre el mercado laboral.

En la última semana de marzo el gobierno recibió 6,8 millones de pedidos de la prestación, al tiempo que la economía se frenó con los cierres de empresas, comercios, bares y restaurantes, y cesó casi por completo la actividad en las instituciones educativas.

En marzo, el Congreso aprobó y el presidente Donald Trump promulgó un paquete de estímulo económico que incluyó un programa temporal de subsidio por desempleo para trabajadores independientes y contratistas que no están amparados por la prestación convencional.

Ese programa, que distribuía 600 dólares semanales y benefició a más de 16 millones de trabajadores, caducó a fines de julio y el Congreso y el presidente no se han puesto de acuerdo sobre una extensión de las ayudas a estos desocupados.

(c) Agencia EFE