Desfiles digitales llegaron para quedarse mientras la Semana de la Moda se reinventa

Alicia Powell y Marie-Louise Gumuchian
·2  min de lectura

Por Alicia Powell y Marie-Louise Gumuchian

NUEVA YORK, 3 mar (Reuters) - Desde modelos caminando por pasarelas en un museo vacío a diseñadores ausentándose del calendario de desfiles, las semanas de la moda virtuales de esta temporada se han rediseñado de una manera que muchos esperan que perdure cuando se reanuden los eventos tradicionales.

Las restricciones de COVID-19 forzaron a las semanas de la moda de Nueva York, Londres, Milán y París a volverse virtuales el año pasado, y las marcas se replantearon cómo mantener el espíritu de los desfiles en línea.

Si bien muchos son optimistas sobre el regreso a los eventos a los que suelen asistir compradores, editores y celebridades, es probable que las presentaciones digitales, que han abierto la Semana de la Moda a una audiencia más amplia, se mantengan.

"Lo digital es algo que absolutamente continuaremos viendo", dijo a Reuters la directora ejecutiva del British Fashion Council.

Si bien la transmisión de shows por streaming no es algo nuevo, la pandemia ha acelerado un cambio en una industria, que en los últimos años recurrió a las redes sociales para apuntar a consumidores más jóvenes.

Algunas marcas, como Gucci y Tommy Hilfiger, no participaron de la Semana de la Moda esta temporada. Versace está presentando su colección después de que termine su escaparate habitual: la Semana de la Moda de Milán.

"Veremos desfiles físicos de estas grandes marcas que pueden permitirse organizar eventos de entretenimiento multimillonarios. Pero es posible que no se realicen durante la tradicional semana de la moda y podrían tener audiencias compuestas principalmente por clientes", dijo Lauren Sherman, corresponsal en jefe de The Business of Fashion.

"Ha habido un cambio real en el equilibrio de poder que ya estaba sucediendo (...) Pero ahora hay una prueba de concepto de que si quieres ignorar la semana de la moda, probablemente no afecte tus resultados", agregó.

Renunciando a los costosos desfiles habituales, la mayoría de las marcas transmitieron videos pregrabados en una plataforma de la Semana de la Moda.

Esta temporada se exhibieron muchos colores brillantes para levantar el ánimo en una industria que vio cerrar tiendas, fábricas y estudios por la pandemia.

(Reporte de Alicia Powell en Nueva York y Marie-Louise Gumuchian en Londres. Reporte adicional de Hanna Rantala. Editado en español por Lucila Sigal)