Se desinflan los aportes del dólar soja y las recompras del BCRA

Tras soltar el dólar y luego freezarlo, el BCRA vuelve a las minidevaluaciones
Se desinflan las liquidaciones sojeras y las compras del BCRA

Son apenas dos jornadas, pero la duda quedó instalada: ¿los analistas tendrán que recalibrar su GPS? La pregunta surge del módico aporte que, por segunda rueda consecutiva, realizaron al mercado de cambios oficial las liquidaciones canalizadas por la “CAM9″ del Mercado Abierto Electrónico (MAE), es decir, las que el Banco Central (BCRA) debe comprar a $230.

Ese aporte, que se había contraído hasta los 87,5 millones ayer, llegó hoy hasta los 104,6 millones. Es decir, fue de apenas US$96,05 millones en promedio en las últimas dos ruedas, 61% por debajo del promedio de US$245,5 millones liquidados en las dos primeras jornadas de vigencia de la versión 2.0 del “dólar soja”.

La consecuencia es que el saldo de compras del BCRA, que había promediado los US$157 millones a comienzos de semana, se derrumbó hasta los US$15 millones promedio entre ayer y hoy.

Se pincha???
Se pincha???

O hasta los apenas US$5,8 millones en la jornada cambiaria que acaba de finalizar, el menor monto desde que rigen cualquiera de las dos versiones del programa de estímulo a las exportaciones sojeras. Los analistas no tienen en claro aún si este nubarrón anticipa una tormenta.

Pero claramente, comenzaron a revisar sus protecciones. Las primeras que habían realizado, conocidos los balances de las primeras ruedas, indicaban que las liquidaciones del dólar soja podían llegar a aportarle al BCRA entre US$2400 y US$3100 millones de reservas netas. Los saldos que dejó el mercado ayer y hoy los puso a “recalcular”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Hoy el BCRA compró US$104,6 millones a $230 y vendió aproximadamente US$98,8 millones en el mercado. Lo más preocupante no es el saldo, sino lo bajo que ha caído el porcentaje de retención de dólares que le entran vía Dólar Soja. Están entrando pocos, y al mismo tiempo, le está costando mucho más al BCRA retenerlos en su balance. Y no hay excusas operativas porque el mecanismo está más que aceitado”, observó el analista financiero Salvador Vitelli.

Según cálculos de los economistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI), de mantenerse el ritmo de liquidación en US$193 millones diarios, que habían dejado las tres primeras ruedas del nuevo dólar soja, y la proporción de compras netas del Central en 58% de lo liquidado el balance de diciembre podría terminar por encima de US$2200 millones”, una suma 25% por debajo de la que imaginaba el Gobierno.

“No dudamos de que el renovado programa de incremento exportador permitirá a la autoridad monetaria cerrar diciembre con un saldo positivo en el mercado de cambios, pero creemos que puede llegar a recortarse incluso hasta los US$1700 millones porque esperamos que la velocidad de liquidación por dólar soja se desacelere a medida que transcurran las semanas”, advertían al respecto en un informe distribuido por la mañana.

Con todo, esa suma le permitiría al BCRA cumplir con la meta de acumulación de reservas prevista en el acuerdo con el FMI, considerando que -según la definición de ese organismo- ese monto habría cerrado noviembre muy cerca de los US$5000 millones, “con lo que solo” debería sumar unos US$1,6 millones más para lograrlo (asumiendo que se aplica el ajustador por desembolsos de Organismos Internacionales)”, hizo notar Adrián Yarde Buller, economista de Facimex Valores.

“Sigue muy baja la liquidación del dólar. Hoy bajo ingreso y alta demanda autorizada se combinaron para que BCRA solo pueda quedarse con US$ 5,8 millones comprados a aproximadamente $1292 millones. Habrá que ver cómo sigue, pero las últimas dos ruedas sin duda fueron muy mala señal. Al menos expande poco…”, observó el analista Andrés Reschini, de F2 Soluciones Financieras apelando a algún consuelo.

Para algunos observadores, la merma en las liquidaciones del día puede estar vinculada a las señales de debilidad que daba el precio internacional del grano, que retrocedía casi 3% en la jornada y amenazaba caer debajo de los US$ 524 por tonelada.

Por lo pronto, el menor aporte de divisas obligó al BCRA a volver a subir el ritmo de desplazamiento del tipo de cambio que, venía desacelerando en las últimas jornadas. No en vano dejó que el dólar mayorista suba en la jornada $0,44 (+ 0,27%, su mayor alza en dos semanas) antes de cerrar a $167,72 por unidad para la venta.