La deuda pública sigue creciendo y marca nuevos récords

·4  min de lectura
Alberto Fernández asume como Presidente de la Nación, Mauricio Macri le coloca la Banda Presidencial y le entrega el Bastón, los acompaña la vicepresidenta Cristina Kirchner
Alberto Fernández asume como presidente. Según datos oficiales desde entonces la deuda pública total creció en el equivalente a más de US$ 67.000 millones - Créditos: @Silvana Colombo

La deuda pública bruta nacional marcó a fines de julio un nuevo récord: escaló hasta el equivalente a U$S380.760 millones, es decir, creció en US$2262 millones en el último mes (+0,6%) y en US$17.537 millones respecto de los US$363.223 millones a los que había cerrado el año anterior.

Lo hizo impulsada por el dinamismo que va ganando la deuda que el Gobierno emite en pesos para financiarse y cubrir parte del enorme y sostenido déficit fiscal, un rojo que recién ahora parece querer empezar a controlar.

De hecho, el aumento del stock total en siete meses se verificó por el incremento que mostró la deuda en moneda local por un monto equivalente en dólares de US$4510 millones en el mes, dado que la deuda en moneda extranjera bajó en US$2248 millones, básicamente por un pago de US$1975 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG) al Fondo Monetario Internacional (FMI).

En escalera y al alza
En escalera y al alza

El pasivo con ese organismo financiero era de US$40.952 millones en diciembre 2021, trepó casi hasta los US$45.000 millones y bajó a US$43.308 millones a fines de julio, apuntalado por los desembolsos que hizo el Gobierno para asegurar a la vez el pago de los vencimientos, tras sellarse una extensión del acuerdo de facilidades extendidas.

La deuda en pesos creció en gran medida porque el Gobierno emitió nuevas Letras del Tesoro o bonos por el equivalente a U$S4025 millones, pero también por el impacto que la elevada inflación tiene sobre los papeles con capital indexado a ella. Según el informe que al respecto realiza la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), “los títulos en pesos ajustables por CER representaron 39% del total colocado por licitación en julio (y 54% de las emisiones del año)”.

El impacto que esto tiene en la estadística total se agranda porque se trata de deuda cuyo indexador principal (el coeficiente CER) corre desde hace casi tres años por encima de la tasa a la que se ajusta el tipo de cambio oficial.

Según los datos oficiales, de los U$S380.760 millones que componen el total de la deuda, U$S378.307 millones se encuentran en situación de pago normal.

Deuda por tipo de instrumento
Deuda por tipo de instrumento

Durante los últimos 12 meses, el stock de deuda bruta en situación de pago normal se incrementó por el equivalente a USS35.747 millones, debido al incremento de la deuda en moneda extranjera en US$1676 millones y al incremento en la deuda en moneda local por un monto equivalente a US$34.071 millones”, detalla el informe oficial publicado hoy por la Secretaría de Finanzas.

A su vez, aumentó en US$67.461 millones desde el inicio de la administración de Alberto Fernández (pasó del equivalente a US$313.299 millones a fines de noviembre de 2019 a los US$ 380.760 millones ya mencionados de fin de julio).

En este caso también su gran impulso lo tuvo en las letras y bonos emitidos en pesos con ajuste de capital por CER: el stock de ese pasivo, que equivalía a US$21.914 millones en aquel entonces, representa hoy US$78.328 millones.

Los datos oficiales muestran, además, que la deuda en moneda extranjera representa el 67,1% del total, mientras que 20,7% está emitida en pesos ajustados por inflación y otro 1,6% en pesos ajustable por dólar.

De este modo, entre la deuda tomada en moneda extranjera y la emitida en pesos, pero con capital resguardado por indexadores ligados a la inflación o la variación del tipo de cambio, se observa que casi el 90% del total del pasivo ya no es “licuable”, dato que comienza a inquietar a los economistas -en especial- tras el último canje que dejó otros $2 billones atados a la devaluación o la inflación, aunque medida en relación al tamaño de la economía haya perdido algo de peso en el último dos años y medio.

Venía perdiendo "peso" pero....
Venía perdiendo "peso" pero....

“La deuda pública viene mostrando una tendencia decreciente desde fines de 2020 producto de la aceleración inflacionaria, la apreciación del tipo de cambio real y la recuperación de la actividad económica, factores que elevan el PBI medido en dólares. Con los últimos datos alcanzó el 66,6% del PBI, cifra que marca un retroceso de 20 puntos porcentuales con respecto a diciembre de 2020″, hace notar Facimex Valores en un informe.

Las proyecciones al respecto indican que esa declinación, en términos del PBI, se puede comenzar a revertir en los próximos meses debido al enfriamiento que ya sufre la actividad económica ante el clima de incertidumbre que se reinstaló y las limitaciones que la falta de reservas en el BCRA les imponen a muchos sectores, por falta o escasez de insumos.