Diane Guerrero acabó en terapia tras grabar la serie 'Doom Patrol'


La actriz Diane Guerrero debutó el año pasado en el universo D.C. Comics de la mano de Crazy Jane en la adaptación de las aventuras del grupo de superhéroes 'Doom Patrol' para HBO Max. En la historia, ella da vida a una joven víctima de abusos sexuales en su infancia, que sufre un trastorno de identidad disociativo.

Este proyecto le ha obligado a enfrentarse a un desafío que también han afrontado estrellas de la talla de Leonardo DiCaprio o James McAvoy: interpretar a un personaje con un sinfín de personalidades, en su caso, 64 diferentes.

Aceptar el papel fue, en opinión de la estrella de 'OITNB', una "verdadera locura" debido a su pasado: su familia al completo fue deportada a Colombia cuando era una niña y ella, que había nacido en Estados Unidos, pasó a depender de la buena voluntad de amigos y conocidos.

A lo largo del rodaje de la segunda temporada de 'Doom Patrol', que se estrenó hace unas semanas en la plataforma de streaming, decidió regresar a terapia para lidiar con sus propios traumas.

"Necesitaba terapia de todas formas", ha confesado Diane a Variety, "y era hora de que volviera a darle una oportunidad. La serie y este papel solo me recordaron que había llegado el momento de hacerlo".

Diane espera que la historia sirva para arrojar luz sobre la importancia de "afrontar el pasado, hablar de ello y normalizarlo": "En eso consiste esta serie: nos muestra que nuestras debilidades pueden convertirse en nuestra mayor fortaleza", ha concluido.