Diego Costa, frente a la discrepancia

Agencia EFE
·5  min de lectura

Majadahonda (Madrid), 23 nov (EFE).- Entre la reválida y un nuevo rol, el delantero Diego Costa ya está listo para competir por el equipo, contra las dudas y por un puesto en el once titular, de vuelta a la acción el pasado sábado contra el Barcelona tras un mes de baja por una lesión muscular y ahora a la Liga de Campeones en un momento clave para él y para el equipo, sin el uruguayo Luis Suárez, con Covid-19, y en plena pugna por avanzar a los octavos de final del torneo.

A la venta todo el mercado de verano, cerrado el pasado 5 de octubre, entonces con el club dispuesto a desprenderse de él dentro de sus planes para el actual proyecto, y con el fin de contrato al final de este curso, el '19' apura sus ocasiones entre las diferencias que surgen entre su sensacional pasado y su discreto presente.

Ya no es el titular indiscutible de entonces. Ni tampoco el goleador incontestable que asombró a Europa en 2013-14. Mermado por las constantes lesiones en su segunda etapa de rojiblanco, por debajo de las expectativas en los dos últimos ejercicios, además la llegada de Luis Suárez le relega a un papel menos principal, aunque la última vez que Diego Simeone dispuso de ambos los alineó juntos en ataque, el pasado 17 de octubre, en el 0-2 al Celta de Vigo. Pero entonces el suplente fue Joao Félix, hoy por hoy titular indudable.

Desde entonces, con el buen entendimiento en ataque en Balaídos entre los dos futbolistas que ejercen como delanteros de referencia en la plantilla, una lesión muscular ha mantenido fuera de competición al delantero hispano-brasileño, hasta su reaparición en el choque de este sábado contra el Barcelona, cuando entró al campo para los últimos 16 minutos de encuentro por Marcos Llorente.

De baja Luis Suárez, surge el momento de Diego Costa. Como poco en el partido de este miércoles en la Liga de Campeones contra el Lokomotiv. Segundo con cuatro puntos, el Atlético se mueve sin términos medios entre la clasificación casi hecha que le daría el triunfo o el tremendo lío que supondría una derrota ante ese rival.

No es definitivo el encuentro contra el conjunto ruso, dos puntos por debajo, pero sí clave, a falta de otros dos para cerrar la fase de grupos: el martes siguiente contra el Bayern Múnich -nueve puntos- en el estadio Wanda Metropolitano y el miércoles de la semana posterior frente al Salzburgo -un punto- en Austria.

EL DESQUITE PENDIENTE

Y el Atlético necesita a Diego Costa, que se estrena este curso en la Liga de Campeones, porque no jugó ninguno de los tres partidos anteriores por la citada lesión muscular (ni en la derrota 4-0 contra el Bayern Múnich ni en la victoria 3-2 frente al Salzburgo ni el empate a uno contra el Lokomotiv Moscú), y cuyo último recuerdo de la competición, la derrota 2-1 con el Leipzig el pasado agosto, exige un desquite.

También su segunda etapa en el club, incomparable hasta ahora con la primera, en la que fue parte crucial de todo lo que ha crecido en los últimos tiempos el conjunto rojiblanco, del salto que dio en 2012-13 y del hito más grande del técnico argentino al frente del banquillo en 2013-14, cuando su equipo doblegó a 38 jornadas al Barcelona y al Real Madrid y conquistó la Liga.

Entonces, marcó 64 tantos en 134 partidos, antes de su traspaso al Chelsea y de su regreso en septiembre de 2017 al Atlético. No ha sido tal y como se esperaba su vuelta, pero aun así ha sido clave en los dos últimos títulos ganados por el Atlético: en la Liga Europa de 2018 y, sobre todo, en la Supercopa de Europa que logró su equipo frente al Real Madrid en Tallin, porque él fue el líder, él doble goleador y él mejor del encuentro.

Porque sus momentos transcendentes han sido puntuales en todo este último recorrido de dos años y medio en el club, marcados por las lesiones que no le han permitido disfrutar de una constancia tan vital para un futbolista como él. Le apartaron de 52 partidos -la cifra se agranda a 64 si se le añaden los doce duelos que se ha perdido por sanción- en todo este segundo tramo, cuya comparación con el anterior sólo promueve melancolía.

Ha jugado 79 partidos desde entonces, con 18 goles, siete de ellos en su fenomenal reestreno en enero de 2018 y el último en la primera jornada de esta edición de LaLiga Santander contra el Granada en el Wanda Metropolitano, que aún anhela su mejor versión.

-- LOS NÚMEROS DE DIEGO COSTA EN EL ATLÉTICO:

- PRIMERA ETAPA (2010-11/2013-14):

Partidos: 134 (51, en 2013-14; 44, en 2012-13, y 39, en 2010-11).

Partidos titular: 106 (49, en 2013-14; 36, en 2012-13, y 21, en 2010-11).

Goles: 64 (36, en 2013-14; 20, en 2012-13, y 8, en 2010-11).

Media de Goles: 0,47.

Títulos: 1 Copa del Rey (2012-13), 1 Liga (2013-14) y 1 Supercopa de Europa (2012).

- SEGUNDA ETAPA (2017-18/2020-21):

Partidos: 79 (5, en 2020-21; 30, en 2019-20; 21, en 2018-19, y 23, en 2017-18).

Partidos titular: 62 (2, en 2020-21; 21, en 2019-20; 19, en 2018-19, y 20, en 2017-18).

Goles: 18 (1, en 2020-21; 5, en 2019-20; 5, en 2018-19, y 7, en 2017-18).

Media de Goles: 0,23.

Títulos: 1 Liga Europa (2018) y 1 Supercopa de Europa (2018).

- TOTAL:

Partidos 213.

Partidos titular: 168.

Goles: 82.

Media de Goles: 0,39.

Títulos: 5.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE