El director de 'Notting Hill' hizo otra película para no perderse

·5  min de lectura

Tras una vida dedicada al cine, teatro y televisión, el director de Notting Hill, Roger Michell, ha fallecido a los 65 años. Este genio de las historias dramáticas tenía un toque único para dotar de ingenio y cotidianidad a sus películas, con dosis sutiles de dramaturgia inteligente a través de sus personajes y humor elegante para reírse de su propia cultura inglesa. Sin embargo, y a pesar de dejarnos un currículo repleto de buenas películas, el público suele asociarlo directamente con su mayor éxito comercial y clásico romántico de los 90. Y es que Notting Hill no solo marcó la carrera de Hugh Grant para siempre (mucho más que a Julia Roberts) con aquel romance idílico entre un librero donnadie y una estrella de Hollywood, sino que dejó una huella imborrable convertido en clásico, siendo la producción que Roger Michell nunca pudo igualar en cifras.

Pero sí en calidad. Roger Michell dejó un legado de largometrajes tan recomendables como Le Week-end (2013), Venus (2006), The Mother (2003) y su maravillosa adaptación libre de Persuasión (1995) de Jane Austen. Sin embargo, existe un título que hace poco pasó injustamente desapercibido. Y hoy, en su honor, toca hacerle justicia.

Cartel de Mi prima Rachel (20th Century Fox)
Cartel de Mi prima Rachel (20th Century Fox)

Les hablo de Mi prima Rachel, la adaptación del clásico literario de Daphne du Maurier que protagonizaron Rachel Weisz y Sam Claflin hace relativamente poco. Si no les suena de nada es porque esta película tenía previsto estrenarse en España en 2017 a través de 20th Century Fox, pero finalmente la retiraron del calendario de estrenos dejándola en el limbo. La cinta apenas tuvo un estreno limitado en Reino Unido y en EE.UU. solo pasó por unos 500 cines, dando como resultado una taquilla mediocre de $9.2 millones en todo el mundo que la llevó a pasar al olvido de manera instantánea. Una decisión difícil de comprender dado que Sam Claflin era reclamo de taquilla tras haber aparecido en un éxito de masas como Los juegos del hambre y protagonizado un éxito romántico con Antes de ti un año atrás, y que solo achaco a la mala relación que suele tener el cine de época con la taquilla y que lleva a los grandes estudios a apostar poco o nada en estos lanzamientos.

Sin embargo, la crítica la aplaudió con ganas y yo todavía la mantengo en mi Top10 de favoritas del género.

En realidad, Mi prima Rachel es un thriller disfrazado de drama de época. Una historia de desconfianza entre un hombre virginal y una mujer fuerte, misteriosa y arrebatadoramente independiente que carga con la sombra de ser una viuda negra. Una combinación que para ese Philip inexperto resulta en una mezcla de fascinación y rechazo contradictorio.

Philip (Claflin) es un joven huérfano criado por su primo Ambrose sin ningún referente femenino a su alrededor. Pero su vida tranquila y acomodada en casa de su primo da un vuelco radical cuando este muere de forma repentina tras enviarle cartas sospechosas desde Italia. Cartas en donde deja entrever que su nueva esposa, una prima llamada Rachel (Weisz), podría estar envenenándolo. Y aunque Philip tiene previsto heredarlo todo cuando cumpla 25 años, está decidido a vengarse.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Una venganza que se tiñe por completo cuando conoce a la esposa de su tío. Philip se queda tan fascinado con su belleza, presencia e inteligencia, que su inexperiencia lo llevan a encapricharse y olvidar su venganza. Incluso a pesar de las advertencias que llegan a oídos del joven de que está ante una mujer conocida por sus gastos extravagantes y vida independiente en Italia.

La historia se desenvuelve como un análisis de las percepciones sexistas entre hombres y mujeres, con los juicios de valor que se posan sobre Rachel llevando a un desenlace que señala a la injusta creación de estereotipos como castigo eterno para el sexo masculino.

Rachel Weisz nos regala una de sus mejores interpretaciones manteniendo el halo de misterio que da lugar a las dudas de Philip mientras pone a prueba el juicio del público, experimentando en nosotros mismos la creencia de estos estereotipos. Mientras Sam Claflin logra cargar con el peso de toda la película a sus espaldas, apareciendo en prácticamente todas las secuencias, demostrando ser un actor del que aun nos queda mucho por descubrir.

Por su parte, Roger Michell nos ofrece un drama de época inteligente con una adaptación fiel y moderna de un clásico que 70 años después de su publicación sigue siendo relevante. Mi prima Rachel fue el único trabajo que Roger Michell escribió para la gran pantalla. El resto de sus películas eran guiones escritos por otros, pero en esta producción se entregó por completo incluso como productor ejecutivo.

Mientras Notting Hill creó un cuento de hadas a través de un amor prácticamente imposible en el mundo real; Mi prima Rachel nos embarca en una lucha de sexos astuta e inteligente, con una puesta en escena que aprovecha de la grandiosidad de su género -con el paisaje de la costa inglesa, mansiones de época y un vestuario ideal- para crear una de las obras más interesantes del cine de época. Una película que no merece pasar al olvido tras la muerte de Roger Michell, sino ocupar un lugar especial en la memoria del cine.

Mi prima Rachel está disponible para alquiler y compra en sitios como Apple y Google Play.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.