El divorcio de Robert De Niro amenaza con ser uno de los más tóxicos de Hollywood

Valeria Martínez
·7  min de lectura

Tras más de 20 años juntos, el matrimonio de Robert De Niro (77) y Grace Hightower (65) amenaza con convertirse en una de las batallas judiciales más tóxicas de Hollywood. El juicio acaba de comenzar y ya han ventilado una infinidad de trapos sucios que dejan en evidencia una vida de lujos y excesos más problemas con el fisco que explicarían el declive profesional de uno de los actores más aclamados de su generación.

Los dimes y diretes que ha presentado cada uno a través de sus abogados augura una batalla campal donde los trapos sucios se han convertido en sus armas de guerra.

Robert De Niro y Grace Hightower en 2016 (AP Photo, Evan Agostini, Gtres)
Robert De Niro y Grace Hightower en 2016 (AP Photo, Evan Agostini, Gtres)

Los divorcios hollywoodenses suelen ser escenarios de verdaderas guerras verbales entre las versiones -siempre diferentes- de las partes. Repartir ganancias y llegar a acuerdos cuando solo uno de ellos es exitoso o millonario genera tales discordias personales que la gran mayoría recurre al destape de secretos y situaciones vergonzosas. Sucedió en la separación de Mel Gibson y Oksana Grigorieva; en el pleito original de Johnny Depp y Amber Heard (y que todavía continúa en forma de otras demandas), y tantos otros.

Ahora es el turno del actor de Taxi Driver y la camarera que conoció en 1987 en uno de los restaurantes londinenses más populares entre famosos, Mr. Chow, y donde ella trabajaba recibiendo a los clientes. Según recuerda Daily Mail,ella contó que en un principio no lo reconoció, molestándose incluso por las preguntas insistentes que le hacía el cliente sobre el menú y el restaurante que al quejarse con una compañera, esta le dijo quién era. Por aquel entonces el actor estaba casado con Diahnne Abbott, aunque sus supuestos amoríos extramaritales llenaron tabloides durante aquellos años. Como fue el caso de Bette Midler, Whitney Houston y Uma Thurman. 

Se casaron en 1997 con un anillo de pedida valorado en 82.850 euros ($100.000) pero dos años más tarde De Niro pedía el divorcio y la custodia de su hijo de un 1 año. Ya entonces la batalla legal estuvo hilada a acusaciones que dejaban entrever una posible relación tóxica. Él la acusó de no estar capacitada para cuidar del pequeño Elliot por su “temperamento violento”, asegurando que le había roto las costillas durante una discusión de celos. Por su parte, ella aseguró que De Niro tenía problemas con el alcohol y las drogas. Pero, de repente, el divorcio no se finalizó, sino que se reconciliaron y hasta renovaron sus votos matrimoniales en 2004. Tuvieron otro hijo a través de una madre subrogada en 2011 y se separaron definitivamente en 2018.

Hace unos días volvieron a enfrentarse en una cita virtual con la corte de Nueva York que, como recoge el tabloide británico, se centró en los hábitos financieros de Grace Hightower, los problemas económicos de Robert De Niro y la insatisfactoria vida laboral que vive el actor a sus 77 años por culpa de todo ello.

Es decir, los cinéfilos que llevamos años preguntándonos por qué De Niro sigue haciendo tantas comedias malas, pasajeras y sin gracia cuando nos ha regalado producciones inolvidables, ya tenemos respuesta: necesita el dinero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Para empezar, Grace Hightower pide la mitad de la fortuna del actor de Toro salvaje estimada en €414 millones ($500 millones), aunque reconoce que la ganancia es mucho mayor que el acuerdo prenupcial que firmó en 2004 que le entregaba una casa valorada en €5.4 millones y €451.000 en efectivo y otro millón al año siempre que el actor hiciera al menos €12.4 millones.

Asegura que gana €13.568 al año y que quiere “simplemente que la traten con igualdad”, diciendo que su exmarido escondió información sobre su fortuna durante el matrimonio y por ende, le pide un porcentaje de unos 35 negocios y de las 38 películas que hizo desde 2004. Además, pide la mitad de las ganancias hechas con el restaurante y hotel que De Niro posee en Nueva York, además de los beneficios de su productora.

La abogada del actor opina lo contrario y la acusa de llevar 15 años pidiendo cada recibo de comidas, empleados, compras con tarjetas, etc. para controlar los gastos del intérprete.

Pero la toxicidad de la relación rota no se quedó ahí.

La misma abogada reveló que la exesposa gasta tal fortuna en caprichos, ropa y joyas que al oscarizado actor no le queda más remedio que hacer películas que considera “errores estúpidos” -que podrían ser En guerra con mi abuelo o Dirty grandpa- y comerciales -como el que hizo para Kia- para poder sostener “los gastos extravagantes” de la mujer. El Sr. De Niro tiene 77 años y aunque adora su arte, no debería ser forzado a trabajar a este ritmo prodigioso porque tiene que hacerlo” dijo la abogada Caroline Krauss.

¿Cuándo se termina? ¿Cuándo tiene la oportunidad de no aceptar cada proyecto que le llegue y no trabajar seis días a la semana, 12 horas al día, para poder seguir el ritmo de la sed de la Srta. Hightower por Stella McCartney? Se podría enfermar mañana y se termina la fiesta”añadió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que, según los datos revelados en el juicio, la ex azafata convertida en filántropa, ha llegado a gastar €178.000 ($215.000) al mes en su tarjeta de crédito y otros €132.000 ($160.000) en efectivo. Solo en 2019, habría gastado la friolera de €1.38 millones ($1.67 millones), de los cuales €1 millón ($1.2 millones) fueron para comprar diamantes en una joyería de Nueva York, aunque el abogado de Hightower negó la acusación.

Y a pesar de haber sido uno de los actores que más han protegido su vida privada del ojo público, el actor terminó revelando los problemas económicos que afronta para así explicar la necesidad laboral que carga a sus 77 años. Además de los gastos estrafalarios de su exesposa, De Niro debe millones de dólares en impuestos fiscales. Aseguró que los ingresos de sus próximas dos películas ya están comprometidos a pagar su deuda (que supuestamente ascendería a €5.3 millones/$6.4 millones).

A todo esto, el abogado de Hightower, Kevin McDonough, respondió que el actor le debe pagos de manutención para “mantener el status quo del estilo de vida que disfrutó junto a De Niro durante el matrimonio”. Asegura que desde que presentaron la demanda de divorcio en 2018, el actor ha disminuido los pagos a la mujer, rebajando el límite de su tarjeta American Express el pasado mes de enero de los €310.712 ($375.000) originales a €82.856 ($100.000).

Pero hay más. Según ella, mientras no recibe el límite de dinero que disfrutaba antes, el actor no habría recortado sus gastos. “Cuando el sr. De Niro va de brunch el domingo en Connecticut, alquila un helicóptero” para viajar hasta el lugar. “Cuando viaja a ver a sus amigos en Florida… es por avión privado”, aseguró su abogado. Por su parte, la abogada de Niro, negó la historia del helicóptero.

Si todas estas acusaciones con sus cifras les escandaliza ante lo ridículo que resulta para el resto de mortales, no sois los únicos. El juez que lleva el caso, Matthew Cooper, les recordó durante los dimes y diretes lo ridículos que estaban siendo. Y es que en una era de recesión económica y en medio de una pandemia que ha quebrado la economía de familias completas, que plasmen gastos extravagantes como motivos de subsistencia resulta absurdo. “No hay nada ordinario en estos gastos” les dijo el juez. Para el 99.999% del mundo, esto es extraordinario hasta un nivel inimaginable. Quiero que la Srta. Hightower y el sr. De Niro sigan sus caminos. Y aun así saldrán de esto más ricos que casi cualquier ser humano que camina sobre esta tierra”.

Es decir, ni siquiera el juez quiere seguir la línea tóxica que han tomado ambos bandos acusándose mutuamente de gastos extravagantes cuando, en definitiva, los dos los habrán disfrutado en el pasado. Todo esto comienza a tomar un tono turbio que podría fácilmente alimentar el hambre de la prensa rosa. Sin ir más lejos, el Daily Mail ya se ha sumado a la parte más escandalosa del caso, asegurando haber hablado con una fuente cercana al actor que afirma que De Niro siempre ha malgastado su fortuna, siendo “generoso” con toda su familia -compuesta por seis hijos de tres madres diferentes- hasta el punto que “se están aprovechando de su generosidad”.

Y esto recién acaba de empezar…

Más historias que te pueden interesar: