Dominic Monaghan: “Evangeline Lilly me engañó y me rompió el corazón”

Dominic Monaghan: “Evangeline Lilly me engañó y me rompió el corazón”
Dominic Monaghan: “Evangeline Lilly me engañó y me rompió el corazón”

Cuando los protagonistas de Stranger Things aún gateaban y los de Game of Thrones daban sus primeros pasos en la actuación, una serie cambió la manera de abordar una ficción televisiva. Con sus flashbacks y sus giros temporales, Lost mareaba a los televidentes aún más que a los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic y se transformaba en un fenómeno. La serie tuvo 6 temporadas y catapultó a la fama a muchos de sus protagonistas.

Allí, Dominic Monaghan -que venía de prestarle el cuerpo a Merry en la saga de El señor de los anillos- personificó a Charlie Pace, un carismático músico lleno de fantasmas. Evangeline Lilly -mucho antes de calzarse el traje de Avispa- era Kate Austin, una convicta con una oscura historia detrás y algo indecisa a la hora del amor. Pero más allá de lo que les ocurría a los personajes, los actores comenzaron a ser protagonistas de una historia real que, según reveló el actor esta semana, no terminó de la mejor manera.

En diálogo con su colega Anna Faris, para el podcast Unqualified, el actor de 45 años dio por primera vez precisiones sobre su ruptura con Lilly, de 43. A grandes rasgos, Monaghan reveló que descubrió que la actriz lo engañaba mientras ambos compartían, además, la serie, que se grabó desde 2004 hasta 2010 en las paradisíacas playas de Hawái.

“Realmente, solo me rompieron el corazón una vez en mi vida”, comenzó relatando el actor británico. Y continuó: “ Estaba saliendo con una actriz de Lost llamada Evangeline Lilly, quien, ya sabes, ha llegado a tener un nombre propio. Y sí, realmente no sé cómo explicaría ella la historia, pero desde mi punto de vista, probablemente fue la primera vez en mi vida en la que me metí de lleno en una relación”.

Monaghan y Lilly estuvieron juntos desde 2004 a 2007. Según contó ahora él, durante ese tiempo estuvieron “explorando” la idea de tener hijos y de pasar por el registro civil. Pero, además, en aquel momento el actor -al igual que su personaje en la serie- se encontraba librando una cruenta batalla contra sus propios demonios: una fuerte adicción a las drogas y el alcohol.

“Aunque cumplía con mi trabajo y estaba muy comprometido como actor con Lost, mis fines de semana quería pasarlos borracho hasta la saciedad desde el viernes hasta el sábado por la noche. Pensasba que era normal”, indicó.

Monahan y Lilly en una escena del primer capítulo de Lost
Monahan y Lilly en una escena del primer capítulo de Lost

“Siempre fui el tipo que quería más. Siempre quise beber más, tomar más, estar al día, hacer juergas. Y pensé que a ella no le molestaba eso”, indicó. “Pero creo que probablemente lo que ella pensaba constantemente era que estar conmigo estaría bien por un tiempo, pero que no sería un gran padre o un gran esposo porque tenía todo este trabajo que hacer. Y era cierto ”, explicó.

“ Creo que ella estaba mirando a su alrededor para ver qué otras opciones tenía. Y, desafortunadamente, hubo un pequeño cruce, lo que me molestó bastante”, continuó. “Simplemente, explotó en mi cara. Me explotó en la cara de una manera horrible porque no solo pasé por una ruptura pública... En ese momento, ese programa de televisión Lost era un gran éxito en todo el mundo, por lo que se sabía que estábamos juntos y luego supe que ya no lo estábamos ”, rememoró.

Ya en 2013, el actor había dado algún indicio sobre el motivo de la ruptura. En ese momento, en Twitter, un seguidor especuló con la presencia de Evangeline Lilly en El Hobbit; y la respuesta de Monagan fue tajante: “Nah. No salgo con tramposos”.

Ahora, el actor le explicó a Faris que fue una tercera persona la que le contó que su entonces novia lo estaba engañando. “Decir que estaba devastado es quedarse corto”, dijo. “ Alguien me dijo algo como: ‘Te das cuenta de que ella está con este chico,’ cuando estábamos juntos. Y yo me quedé como: ‘Espera, ¿qué?’ Y esta persona me lo confirmó ”.

“Realmente creo que estaba tratando de ayudar”, dijo sobre el mensajero, a quien no llama por su nombre. “Fue algo así como: ‘No sabés todos los hechos, y nosotros sí. Y existe una especie de posibilidad de que la isla de Oahu se esté riendo de vos’. Y yo le agradecí por la transparencia”.

El actor explicó que el equipo de Lost “filmó en todos los lugares, en todas las playas” de la isla de Oahu, por lo que no había forma de escapar de los chismes. “Simplemente, sentí que todo el equipo de filmación sabía y le guardaba el secreto”, explicó.

A pesar de describir aquella experiencia como “devastadora”, Monaghan asegura que encontró en ella la razón que esperaba para enfrentar sus adicciones. “ Cuando pasó, pensé: ‘Bueno, ella es una persona encantadora, pero nunca iba a funcionar. Simplemente, nunca iba a funcionar. Pero ciertamente, cuando estaba con Evie, yo sentía que estábamos bien y que las pequeñas cosas en las que estábamos trabajando, las resolveríamos y que estaríamos juntos hasta la eternidad ”, explicó.

“Creo que perder ese potencial fue muy triste, pero también me llevó a donde estoy como persona. Así que estoy muy feliz de que todo haya sucedido”, agregó. Y recordó: “ Dos meses después de la ruptura, me desperté en el piso de mi cocina. No sabía qué hora era y mi casa estaba a oscuras. Me encontraba rodeado de pastillas y estaba en mal estado con los medicamentos. Me senté y miré este desastre frente a mí y pensé: ‘Esto podría haber sido todo’. Podría haber tomado accidentalmente el cóctel equivocado de cosas mezcladas con alcohol, y eso podría haber sido todo. En ese momento fue un gran punto de inflexión”, se sinceró.

“Ahora, el amor es probablemente la cosa número uno sobre la que soy más positivo en mi vida. Y desafío a muchas personas a que no pierdan la esperanza y no sientan que todo está en mal estado. Podés ser cínico sobre el dinero, y podés ser consciente de con quién pasas tu tiempo y cosas así, pero en términos de amor, solo tenés que rendirte un poco y ver qué pasa”, agregó.

“Esa es la otra cosa que me pasa con el amor: quiero que sea sin esfuerzo. No quiero trabajar en eso. Vas a trabajar más tarde cuando haya una hipoteca, y haya facturas, y cuando haya argumentos que necesites resolver”, reflexionó.