Drogas, alcohol y lujos: la novia menor de edad de Maradona en Cuba rompe el silencio 20 años después

·3  min de lectura

América TeVé, Mavys Álvarez y Maradona     

Mavys Álvarez, la cubana que fue novia de Maradona mientras el futbolista se encontraba rehabilitándose en la isla invitado por Fidel Castro hace dos décadas, habló por primera vez de los excesos que vivió con el argentino y de cómo con 16 años la introdujo al mundo de las drogas y el alcohol.

En declaraciones para el canal América TeVé de Miami, Álvarez relató que el 1 de septiembre del 2000 estaba caminando por la ciudad de Matanzas cuando un desconocido la interceptó y le pidió que lo acompañara, pues Maradona se encontraba inmerso en una depresión y necesitaba hablar con alguien.

"Al principio pensé que quien me proponía eso estaba loco. Era un cubano. Después supe que era el salvavidas del hotel. En el carro, a unos pasos, nos miraba Carlos Ferro Viera, amigo de Maradona. Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Y finalmente acepté", dijo.

"En el hotel me recibió Guillermo Esteban Cóppola, un amigo de Maradona. Ahí me asusté muchísimo porque estaba en toalla y pensé lo peor. Unos minutos después me recibió Maradona. Conversó mucho conmigo y me dio confianza", relató Álvarez 20 años después.

Maradona se encontraba en Cuba para llevar a cabo un proceso de rehabilitación en la clínica internacional La Pradera, en La Habana. En un inicio el futbolista llegó a Cuba acompañado de su esposa Claudia Villafañe y sus hijas, quienes luego se marcharon a su país.

Según dijo Álvarez a América TeVé, Maradona la llevó a vivir con él a La Pradera y fue en estos tiempos que conoció el lujo con el que vivían los altos dirigentes del país. Incluso, compartió una foto donde aparecen ambos junto a Castro, quien mantenía una estrecha relación con el argentino.

"Yo era una niña. No tenía maldad ninguna. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia", sostuvo.

América TeVé, Mavys Álvarez y Maradona     

También contó que sus padres se opusieron a esta relación, pero ella no les hizo caso. "Mi mamá no lo tomó nada bien. Tampoco mi papá. Pero a esa edad uno suele ser muy rebelde y no tener en cuenta el criterio de los padres". 

"La vida con Maradona era muy loca: fiestas, discotecas. Me llevaba a comer…. Nunca imaginé que después me metería en las drogas, de la que me costó tanto trabajo salir", indicó.

Con el paso del tiempo, Álvarez aseguró sentirse avergonzada de esta etapa de su vida. "Me da pena de mí misma saber que tenía 16 años y fui parte de todo eso. Pero fue una experiencia más que tuve en la vida. No escogemos lo que nos toca vivir. Simplemente me dejé llevar".

Por su parte, la abogada cubana Laritza Diversent, directora de Cubalex, explicó al canal que ese tipo de relación no está penalizada en Cuba. 

"A partir de los 14 años las niñas pueden casarse con el consentimiento de sus padres. Las relaciones sexuales sólo constituyen delito si se realizan bajo estupro, es decir, si el adulto utiliza el engaño o el abuso de superioridad sobre el menor", aseguró. "Lejos de proteger a la menor, en Cuba esa adolescente pudo haber sido sancionada por el delito de peligrosidad predelictiva, que es la figura legal que utilizan contra las muchachas que tienen relaciones con turistas".

VIDEO: Sujeto deja un paquete en la puerta y segundos después estalla la bomba

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.