El duque de Edimburgo siguió usando los zapatos de su boda a lo largo de toda su vida

·1  min de lectura


El presidente de la Confederación de la Industria Británica (CBI), Lord Karan Bilimoria, fue también íntimo amigo del duque de Edimburgo durante gran parte de su vida y ahora ha querido rendirle un emotivo homenaje compartiendo una de las muchas anécdotas que podría contar acerca del marido de la reina Isabel II, que falleció el pasado 9 de abril a la edad de 99 años.

En 2011, los dos realizaron una visita al Centro Zoroastriano de Londres donde les pidieron, al igual que al resto de los presentes, que se quitaran los zapatos. En aquel momento, el príncipe Felipe le comentó que llevaba puestos los mismos que había usado el día de su boda con la soberana, el 20 de noviembre de 1947.

"Estábamos sentados uno al lado del otro, desatándonos los cordones, cuando me dijo que eran los zapatos del día de su boda. Fue increíble", ha explicado Lord Karan Bilimoria al MailOnline. "¿Quién sabe cuántas veces habría cambiado las suelas o los habría mandado a reparar? Pero eran los originales. Era un modelo tradicional de cuero negro. Había tenido esos zapatos literalmente durante más de 60 años. Y eso se debe a su sentimentalismo. Era parte de esa autenticidad suya que siempre estaba presente".

Su amigo también ha destacado la dedicación con la que Felipe sirvió a la reina Isabel II, manteniéndose siempre un paso por detrás de ella en sus apariciones públicas y cumpliendo su deber "con una perfección absoluta".

"Ha sido el marido, consorte, defensor y partidario más extraordinario que se pueda imaginar, y una roca para Su Majestad. De hecho, ha sido la encarnación del verdadero liderazgo de servicio", ha concluido.