La duquesa Catalina necesita mejorar sus dotes como fotógrafa

·1  min de lectura


Catalina de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, ha estado revisando algunos de los trabajos fotográficos que le han venido remitiendo sus seguidores desde que, el año pasado y en pleno período de confinamiento motivado por la primera ola de la crisis del coronavirus, la duquesa se animara a organizar un concurso de fotografía para que expertos y aficionados retrataran con sus cámaras estampas que fueran muy representativas de los tiempos que corren.

Aprovechando la reciente apertura del canal de YouTube de los duques de Cambridge, la duquesa no ha dudado en ponerse delante de la cámara para evaluar algunas de las imágenes que han llegado a sus manos y valorar su calidad tanto compositiva como descriptiva. Una de las instantáneas que más han emocionado a Catalina, madre de tres retoños junto al nieto de Isabel II, retrata a una niña estudiando en un parque de Londres, a los que se podía acudir por tiempo limitado, una de las asignaturas de las que debería haberse examinado presencialmente antes del cierre de los colegios decretado por el gobierno.

Semejante foto, procedente de una de las finalistas del citado certamen, Niaz Maleknia, ha llevado a la duquesa a confesar que necesitaría recibir algún que otro consejo de la participante a fin de mejorar sus propias dotes como fotógrafa, sin duda una de las aficiones que se han convertido, como bien sabe el resto de miembros de la familia real, en una de las señas de identidad pública de la duquesa de Cambridge, futura reina de Inglaterra. "Necesito que me des algunos trucos, obviamente", ha comentado Catalina en su conversación con Niaz.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.