Anuncios

La dura comparación que hizo Mauricio Macri entre la Argentina y el país sede del Mundial: “Doha la construyeron en 40 años”

Mauricio Macri durante el partido entre la Argentina y Polonia
Mauricio Macri durante el partido entre la Argentina y Polonia - Créditos: @Aníbal Greco

Mientras espera en Qatar por el encuentro de este sábado entre la Selección nacional y Australia, el expresidente Mauricio Macri brindó una entrevista radial en la que realizó una dura comparación entre la Argentina y el país sede del Mundial. En ese contexto, sostuvo que en los últimos tres años el Gobierno “perdió el rumbo” y auguró una recuperación a partir de un eventual cambio de gestión en 2023. Además, analizó el desempeño del equipo de Scaloni y advirtió: “Esto es partido por partido”.

“¿Cómo ve el mundo a la Argentina?”, le preguntaron a Macri en Delta 90.3, a lo que este respondió: “Lamentablemente, estamos un poco fuera del planeta. Con todo lo que ha pasado en los últimos tres años nos caímos del mapa. Estamos en un lugar de aquellos que erraron el rumbo. La Argentina venía en una línea de G-20 y de comprometerse a defender la democracia, los Derechos Humanos, la confianza en los compromisos y los valores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero lo que hicieron desde el día uno son todas cosas que nos han traído como consecuencia que ya no estamos en la conversación de nadie. Pero eso se va a volver a recuperar, trabajando todos juntos”.

Frente a dicho diagnóstico, el exmandatario se manifestó “convencido” de que el país necesita un “segundo tiempo” para que la oposición pueda llevar adelante importantes cambios estructurales y aseguró: “Y lo vamos a encarar en breve”. “Creo que hay que prepararse más que nunca para entender la profundidad de las reformas que necesita nuestro país. Doha la construyeron de la nada en menos de 40 años y en el mismo tiempo nosotros lo único que hicimos fue aumentar la pobreza, de un dígito a casi el 50%”, comparó e insistió: “Eso demuestra que la Argentina necesita un cambio profundo y valores y compromisos mucho más claros”.

Más tarde, se refirió al desarrollo del Mundial en términos generales y al desempeño de la Argentina en particular. En primer lugar, remarcó que “con todas las dudas que se presentaban” con Qatar como anfitrión, “hasta ahora ha sido realmente espectacular”. “El recibimiento del país, su gente, el nivel de atención, de organización, la infraestructura que tienen... La verdad es muy impresionante lo que ves y lo que han hecho en tan solo 40 años, que se decidieron a producir gas y petróleo y a transformarlo en infraestructura”.

A continuación, analizó respecto del juego a nivel global y del batacazo de algunos equipos: “Diría que lo que pasa en el fútbol es que cada vez está más parejo. Los equipos han mejorado cada vez más tácticamente y todos son fuertes. Es muy difícil sacar diferencia. Se está pareciendo al básquet, se define en los últimos minutos (...) Realmente, ver lo que generó Japón, que les ganó de igual a igual a todos los candidatos previos al comienzo del Mundial; también los equipos africanos… Vamos viendo que debemos adaptarnos a ver cómo avanza esto. Esto es partido por partido”.

Con relación al juego de la Argentina, desestimó como un indicador relevante la derrota inicial contra Arabia Saudita y expresó: “Enzo Fernández es la mayor alegría que hemos tenido en este Mundial, alguien que debuta y la clava en el ángulo y le da una dinámica distinta al equipo. Él y [Alexis] Mac Allister le dieron una dinámica distinta al equipo. Ahora todo empieza de vuelta. La cosa es por partido”.

Argentina vs México, estadio Lusail de Doha, Qatar
Mauricio Macri e Infantino
Argentina vs México, estadio Lusail de Doha, Qatar Mauricio Macri e Infantino - Créditos: @Aníbal Greco

Tras ello, al exmandatario le consultaron por la impacto de la presencia de Lionel Messi para la Selección y como carta de presentación de la Argentina, a lo que contestó: “Yo diría que frente a tanta crítica que ha recibido en la Argentina, para mí siempre injusta, todos vamos a dimensionar su verdadera magnitud el día en el que se retire. Porque no es solamente la dimensión futbolística, sino la que tiene él como efecto atracción sobre nuestro país. Acá en Qatar hay muchos argentinos, pero hay más del doble de camisetas argentinas que argentinos en cada partido. Esos son todos asiáticos usando la camiseta de Messi. El fenómeno de idolatría que logra Messi hace que la Argentina sea el equipo que todo el mundo quiere que gane. Pero por Messi, no por la Argentina. Entonces, a los que le indican esto o aquello les digo: señores, dense cuenta. Cuando se retire no solo vamos a tener un vacío en la selección, sino como Argentina”.

Luego, también ponderó a la figura de Scaloni. Sobre el técnico argentino, dijo: “Primero, lo más difícil es lidiar con el ego y el poder. Y en el vestuario vos tenés que lidiar con eso y lograr que el 1+1 sea igual a 3, no a 0. Scaloni logró eso. Otra cosa que me sorprendió es que tuvo capacidad de hacer cambios y acertó con los cambios de Fernández, Mac Allister, Molina”.

Por último, cuando le preguntaron sobre el partido que la Selección disputará mañana contra Australia, anticipó: “Creo que estamos bien, pero no hay que confiarse. Australia corre hasta en el entretiempo por las dudas. Físicamente, nos van a llevar a un nivel de ida y vuelta tremendo. No van a ser como los polacos, que no pasaban la mitad de cancha. Van a ir todos la contraataque”.