Así es el duro entrenamiento que convirtió a Alicia Vikander en Lara Croft

Marta Requejo | Woman.es


La actriz transformó y musculó su cuerpo durante cuatro meses con mucho ejercicio y una dieta estricta.

Sí, así es el mundo de la interpretación: continuamente los actores se ven obligados a cambiar su aspecto para interpretar los diferentes papeles que se les ofrecen. Dietas, ejercicio y mucho esfuerzo, como el que ha llevado a Alicia Vikander a convertirse en Lara Croft para protagonizar la película 'Tomb Raider: las aventuras de Lara Croft'.

An epic adventure you don’t want to miss. #TombRaider is now playing everywhere.

Una publicación compartida de Tomb Raider (@tombraidermovie) el Mar 19, 2018 at 10:00 PDT

La actriz, que ha ganado hasta seis kilos de masa muscular, comenzó cuatro meses antes del rodaje de la afamada película con un entrenamiento y una dieta muy estricta que le permitió conseguir el escultural cuerpo de Lara Croft. De la mano de Magnus Lygdback, su entrenador personal y también el de su marido, Michael Fassbender, la actriz combinó durante ese tiempo una serie de ejercicios entre los que destacan la escalada, bicicleta, artes marciales, entrenamiento de pesas e incluso tiro con arco.

Para seguir todo el proceso que vivió Alicia Vikander, el propio Magnus Lygdback ha publicado en su Instagram una serie de videos donde se puede ver la increíble transformación de la actriz, todos los ejercicios que tuvo que hacer para lograrlo y la dieta que asumió de manera muy estricta.

Bajo el hastag #TombRaiderTraining, Magnus nos muestra a una musculadísima Alicia Vikander practicando boxeo, corriendo o haciendo abdominales.

Do you want to kick ass like Lara Croft? Join me for this week’s #tombraidertraining

Una publicación compartida de Magnus Lygdback (@magnuslygdback) el Feb 15, 2018 at 4:23 PST

Las sentadillas y las pesas no podían faltar en sus sesiones diarias de gimnasio. Alicia Vikander entrenaba entre cinco o seis veces por semana, nunca más de una hora diaria, y dejaba un día para descansar en el que también aprovechaba para saltarse un poco la dieta, 'el día de la pizza' lo llamaba.

Sobre todo se centró en trabajar la zona del 'core' para tener un 'six pack' bien marcado.

El entrenamiento que la actriz llevó a cabo durante estos cuatro meses, también se enfocó estrictamente en otras zonas como los brazos y la espalda.