Ecologistas rocían con pintura jets privados en aeropuerto londinense

Dos militantes de la organización ecologista Just Stop Oil entraron el jueves en una pista del aeropuerto de Stansted, cerca de Londres, para rociar con pintura naranja jets privados, antes de ser detenidos, informaron la policía y la organización medioambiental.

Alrededor de las cinco de la mañana (cuatro de la madrugada GMT), dos mujeres, Jennifer Kowalski y Cole Macdonald, de 28 y 22 años, llegaron a este concurrido aeropuerto internacional y entraron en la zona donde según su versión había estacionado horas antes el avión utilizado por la cantante estadounidense Taylor Swift, señaló Just Stop Oil.

La megaestrella tiene previsto actuar el viernes y el fin de semana en Londres.

"Jennifer y Cole cortaron la valla en el aeródromo privado de Stansted donde está estacionado el avión de Taylor Swift, exigiendo un tratado de emergencia para acabar con los combustibles fósiles antes 2030", señaló la organización ecologista en X.

Aunque los ecologistas afirmaron que el avión de Taylor Swift había aterrizado en Stansted pocas horas antes, la policía de Sussex afirmó que el jet privado de la cantante no estaba en el aeropuerto en el momento del incidente.

Una vez que ingresaron en la pista del aeropuerto ubicado al noreste de la capital británica, rociaron dos aviones con bombas de pintura naranja.

La policía anunció que las dos activistas fueron arrestadas minutos después de ingresar al lugar.

La controvertidas acciones de la organización ecologista, especialmente en museos, competiciones deportivas o espectáculos, suelen conllevar penas de prisión para sus activistas.

El miércoles, activistas de esta organización rociaron con pintura los monolitos del famoso yacimiento prehistórico inglés de Stonehenge.

La policía de Wiltshire arrestó a dos personas y la acción fue condenada por políticos británicos de todas las vertientes, entre ellos el primer ministro conservador Rishi Sunak y su rival laborista Keir Starmer.

En un comunicado de Just Stop Oil, una de las activistas detenidas el jueves criticó "a los multimillonarios que viven en el lujo y tienen medios para volar en jets privados, sin preocuparse por las condiciones de vida" de millones de personas afectadas por las consecuencias de la crisis climática.

"Los pasajeros que utilizan aviones privados son responsables de catorce veces más emisiones de dióxido de carbono que los de un vuelo comercial", deploró el grupo ecologista.

cla-psr/zm