En Economía anticipan una semana activa y con anuncios

·4  min de lectura
Sergio Massa junto a Matías Lammens y Malena Massa
Sergio Massa junto a Matías Lammens y Malena Massa

En el oficialismo juran que mañana, finalmente, se conocerá quien será el viceministro de Economía. El cargo está vacante desde la asunción de Sergio Massa, el pasado 3 de agosto. Será, según los propios pronósticos del entorno de Massa, en el comienzo de una semana “cargada de actividades” y en ese sentido esgrimen fechas, anuncios y medidas, como contrapartida de algunas postergaciones. Entre ellas el anuncio de segmentación de tarifas y subsidios, previsto inicialmente para el jueves pasado.

Según fuentes de la cartera, el nuevo esquema tarifario se concretaría este martes a las 13 en conferencia de prensa. Ayer, en medio de las incertidumbre por la demora en la aplicación de la quita de subsidios al gas y la electricidad, la flamante secretaria de Energía, Flavia Royón, habló sobre la importancia de fomentar el ahorro y la eficiencia energética. Y fue cauta respecto a la segmentación de tarifas que, aseguró, recién se anunciará oficialmente “la semana que viene” (por la que comienza mañana).

También ratificó que no habrá aumento para el nivel de bajos ingresos y sostuvo que para los sectores medios y altos “que no tengan subsidio”, las subas se darán en tres tramos, a partir de septiembre, y podrían ir desde $1200 a $5000. “Queremos que el subsidio llegue a quien realmente lo necesita, es una prioridad”, indicó la funcionaria en diálogo con Radio Mitre.

Desde el massismo explicaron que el anuncio no se hizo este jueves porque la funcionaria aún no estaba formalmente designada por decreto y no correspondía que anunciara algo de esa magnitud sin el decreto que la ubicaba en el cargo. Insistieron en que Massa cuenta con el apoyo del presidente Alberto Fernández y de la vice, Cristina Kirchner, en sus decisiones en el área y que la propia Royón estuvo trabajando durante todo el sábado en su despacho del sexto piso del ministerio, en temas “instrumentales” del nuevo esquema. Así buscaron aventar cualquier sospechas de problemas políticos, como en la época de Martín Guzmán.

Para el último jueves también se esperaba la convocatoria a empresarios y sindicatos para un acuerdo de precios y salarios, que fue anunciado por Fernández el martes, lo que finalmente no sucedió. En el massismo juran que ya hubo contactos privados de Massa con ambos sectores. “Es un ministro de Economía serio que va avanzando en privado. Es pragmático y va caminando sobre seguro”, dicen para explicar por qué no salió aún la convocatoria pública.

Desde allí también detallan que Massa estará “alejado de los actos políticos para abocarse a la gestión” y aseguran que eso se vio en lo que pasó el último martes, cuando no asistió al acto de inauguración de un mercado en Lomas de Zamora, pese a que desde Presidencia se había confirmado a los medios su presencia. “Estuvo abocado de lleno al canje de deuda”, explicaron, tras lo que completaron que los resultados se vieron en que se superó la expectativa de colocación del 60%, llegando al 85%. Eso, a su vez, lo traducen en lo que consideran un “dato político”, un “indicador de confianza”.

Designación y objetivos

Cerca del Palacio de Hacienda insistieron en que mañana, el ministro comunicaría quién será su segundo. Evitaron adelantar nombres, pero aseguraron que deberá ser alguien con “conocimiento y reconocimiento en macroeconomía y los organismos multilaterales” . Aunque cerca de Massa insistieron que el funcionario “no se dejará correr para designar a alguien”. El viernes 5 se aseguró que era el economista Gabriel Rubinstein, lo que finalmente quedó sin confirmación. “Nosotros nunca lo confirmamos”, apuntan fuentes del Palacio de Hacienda, aunque el nombre sí salió de las filas del massismo. En tanto, prometen que el inminente anuncio será, como los anteriores, vía Twitter, con “su correspondiente equipo y objetivos de la función”.

Entre los objetivos de Massa resaltan que seguirá en la línea del “orden fiscal, sostenimiento del superávit comercial y buscará fortalecer las reservas”. En ese sentido hacen alusión al acto del que Massa participó en Neuquén, donde hizo anuncios para el sector hidrocarburífero vinculados a la reglamentación del decreto que garantiza libre disponibilidad de divisas para las empresas que incrementen la producción. “Es una fábrica de dólares”, aseguran y completan explicando que se trata de una “flexibilización del cepo al dólar muy alta”. Tras lo que agregan que no es sin costo fiscal, pero que una de las premisas que tiene Massa es el “equilibrio para ayudar a los distintos sectores y la financiación internacional”.

Precisamente en la línea del financiamiento internacional, para el viernes, en el cierre de la semana marcan el lanzamiento de créditos para las exportaciones que Massa firmaría con la Corporación Andina de Fomento (CAF), un préstamo por US$750 millones que informó en su primera conferencia de prensa. Después, aseguran, llegarían más fondos de Kuwait.