Eduardo Belliboni desafió a la CGT y anunció que los piqueteros también marcharán el próximo miércoles: “Nosotros vamos a Plaza de Mayo, a diferencia de ellos que van a ir a dar una vueltita por el centro”

·3  min de lectura
Para el referente trotskista, la movilización de los gremios carece de una "reivindicación".
Para el referente trotskista, la movilización de los gremios carece de una "reivindicación". - Créditos: @Ignacio Sánchez

En vísperas de la movilización que protagonizará la CGT el próximo miércoles 17, el dirigente social Eduardo Belliboni anunció que el Partido Obrero marchará en simultáneo por las calles porteñas para exigir “un paro y plan de lucha y no esperar a que los empresarios bajen los precios”. “Nosotros vamos a ir a Plaza de Mayo, a diferencia de ellos que van a ir a dar una vueltita por el centro” , disparó el líder piquetero, que la semana pasada llevó adelante un multitudinario acampe para exigir ser recibido por el ministro de Economía, Sergio Massa.

En ese sentido, Belliboni calificó de “medida rara” a la convocatoria de los gremios afines al Gobierno, a quienes además tildó de “cómplices de todos los ajustes”. “Lo raro es que, si los trabajadores hacen una movilización, tienen que tener una reivindicación. ¿Ellos qué piden?”, se preguntó el líder piquetero en declaraciones a Radio con Vos.

Eduardo Belliboni, titular del Polo Obrero, junto a las organizaciones sociales
Eduardo Belliboni, titular del Polo Obrero, junto a las organizaciones sociales - Créditos: @Victoria Egurza

Para el dirigente, la marcha anunciada por la central obrera “parece más a favor que en contra” del oficialismo. “La CGT no está cumpliendo con la principal función que tiene un sindicato o una central obrera, que es defender el poder adquisitivo del salario de sus trabajadores”, continuó el referente trotskista, quien aclaró que la convocatoria tendrá un carácter “independiente” de la que llevará adelante la central gremial.

El tribunal del caso Vialidad rechazó todas las recusaciones de las defensas contra los jueces y los fiscales

Las organizaciones sociales opositoras al Gobierno, congregadas en la Unidad Piquetera, solicitan una actualización en los montos de los programas como el Potenciar Trabajo y la Tarjeta Alimentar, un incremento del salario mínimo y un bono de emergencia de $20.000. Además, reclaman más comida para los comedores y merenderos populares, y exigen “que se cumpla con la entrega de las herramientas y maquinarias prometidas para más de tres mil emprendimientos”.

Marcha de la CGT

A mediados de julio, en pleno interregno de Silvina Batakis al frente del Ministerio de Economía, el consejo directivo de la principal central obrera del país lanzó una convocatoria para la realización de una movilización desde el Obelisco hasta la Plaza de los Dos Congresos en rechazo a la “inflación” y con el reclamo de “unidad” para resolver los problemas de la economía, tal y como lo planteó en ese momento el triunviro cegetista Héctor Daer.

Héctor Daer, secretario general de la CGT
Héctor Daer, secretario general de la CGT - Créditos: @Hernán Zenteno

Pocas semanas después, el arribo de Sergio Massa al Palacio de Hacienda motivó que muchos referentes repensaran la conveniencia de manifestarse en las calles justo cuando el Gobierno comenzaba a dar señales de pretender “ordenar” su política económica. Sin embargo, quien se encargó de ahuyentar los fantasmas fue Gerardo Martínez, jefe de la UOCRA y uno de los dirigentes más influyentes en la CGT: “La marcha se hace. No se suspende por nada y por nadie. Se hará y será contundente”, dijo a LA NACION.

El reclamo central será por la inflación, aunque habrá también una demanda al Frente de Todos para ordenar su interna con vistas a las elecciones de 2023. En esa línea se acordó uno de los fragmentos del comunicado que hace dos semanas saludó la designación de Massa al frente de la cartera económica. “Reclamamos a los actores políticos, sociales y económicos a actuar con responsabilidad, dejando de lado las mezquindades políticas y las especulaciones económicas que agigantan la injusticia social”, plantearon los gremios peronistas.