Dar educación financiera en las escuelas, una decisión con varios efectos sociales positivos

·3  min de lectura
Finanzas personales

Dólar vs. tasa: Las mejores estrategias para ganarle la carrera a la inflación.
shutterstock

Este año escolar se inició con una novedad muy necesaria y relevante para los jóvenes, que es la introducción de un programa de educación financiera para los estudiantes de secundaria de escuelas públicas y privadas. El plan brinda conocimientos sobre finanzas personales, ahorro y bancarización.

Se destinan, además, un conjunto de horas cátedra a pasantías en empresas y talleres, lo cual permitirá que los estudiantes conozcan y puedan vivenciar las actuales dinámicas laborales. El Banco Ciudad, en conjunto con otros bancos, fintechs y empresas, acompañan al Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en este proyecto, que busca capacitar a unos 29.000 alumnos que cursan el último año del ciclo secundario.

Todas estas enseñanzas serán de gran utilidad para el porvenir inmediato de estos jóvenes, que dentro de poco tiempo deberán encarar desafíos laborales y/o de estudios desde un espacio de mayor independencia, en el cual el manejo de esas temáticas tendrá un rol importante.

La experiencia de años brindando talleres con equipos de inclusión financiera indica que es clave que los alumnos aprendan las nociones básicas desde un lugar que aporte motivación y metodologías prácticas, en el cual puedan, por ejemplo, generar su propia cuenta y operar con ella a través de los cajeros automáticos, el celular o la computadora personal, utilizando la app o el home banking.

Todo esto es posible a partir de una circular del Banco Central, la A6700 emitida en el año 2019, que establece que desde los 13 años se tiene derecho a abrir una caja de ahorro en forma gratuita en cualquier banco del sistema financiero, por lo cual los adolescentes pueden utilizar todas estas herramientas digitales en forma autónoma. Es fundamental, entonces, que al mismo tiempo conozcan plenamente sus implicancias y características.

Asimismo, la propuesta formativa es integradora, en cuanto vincula la educación financiera con las iniciativas que tienen los jóvenes, por ejemplo, en términos de ofrecer nuevos servicios y soluciones que pueden derivar en emprendimientos.

En este sentido, una acción que desarrollamos desde la Fundación Banco Ciudad a partir de la plataforma finanzasparacrecer.com.ar implica complementar la enseñanza de qué una cuenta de ahorro, un presupuesto, un crédito, una inversión, una transferencia o una billetera virtual, con el emprendedurismo. Se incentiva la realización de ejercicios en los cuales los docentes guían a los equipos de alumnos para el desarrollo y la presentación de ideas y proyectos.

Es importante entender que tenemos un enorme desafío, dado que la Argentina se encuentra muy retrasada en materia de educación financiera, en comparación con la mayoría de los países de la región.

Se trata de una situación que resulta atribuible, en gran medida, a taras ideológicas de dirigentes que no están a la altura de los tiempos y que, con sus posturas alejadas de la realidad, lo único que han logrado es perjudicar a nuestros jóvenes, al frenar el acceso a estos conocimientos. Son los mismos jóvenes los que están generando el cambio y una apertura al mundo moderno, y es en este marco que vale destacar la iniciativa de la Ciudad de Buenos Aires que, junto a la acción de otras provincias y municipios que propician la educación financiera en sus colegios, contribuye a dar los primeros pasos para que estos conocimientos tan importantes para el desarrollo de las personas y de la sociedad, se vayan extendiendo a todos los alumnos del ciclo secundario del país.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.