Edward Norton sigue resentido por su despido de Marvel: "Aquello fue sucio"

Allá por 2008, Edward Norton asumía el papel de Bruce Banner –más conocido como Hulk– en sustitución de Eric Bana –quien cinco años atrás interpretara al personaje en aquella fallida Hulk de Ang Lee (La vida de Pi). El increíble Hulk supondría la primera aparición del Coloso Esmeralda en el Universo Cinematográfico Marvel –inaugurado ese mismo año por Iron Man–, pero a pesar de su buena acogida por los fans, el tres veces nominado al Oscar acabaría siendo reemplazado por Mark Ruffalo en Los Vengadores (2012).

Edward Norton asegura que la ruptura de su acuerdo con Marvel tras El increíble Hulk se debió a su propuesta un Bruce Banner "más oscuro". (Imagen: © Universal Pictures)

Pues bien, gracias a una entrevista con The New York Times hemos sabido por boca del propio Norton que dicha sustitución fue todo menos ceremoniosa –y que el actor aún tiene cuentas pendientes con Marvel Studios.

Norton asegura que propuso rodar dos películas sobre Bruce Banner / Hulk: una sobre sus orígenes y la otra “como un soñador lúcido, alguien que puede controlar su viaje”. Y aunque Marvel habría recibido la propuesta con entusiasmo (“¡Eso es lo que queremos!”, habrían dicho), parece que finalmente aquel proyecto doble no llegaría a buen puerto.

Además, Norton no ha olvidado cómo Kevin Feige, presidente de Marvel Studios, emitió un comunicado en 2010 para anunciar su despido y describirle como alguien de trato difícil. “Aquello fue sucio, como si estuvieran a la defensiva”.

Sobre Feige, Norton solo quiere señalar que “ha llevado a cabo uno de los planes de negocios más exitosos de la historia del cine”.

Resultó que no estaba en sintonía con el tono y el tema de las cosas a las que quiero dedicar mi tiempo”.

Según el actor, su desencuentro con el estudio vendría de su admiración por la recién estrenada El caballero oscuro y la aproximación “larga, oscura y seria” al personaje de Batman que había llevado a cabo Christopher Nolan –una perspectiva a la que Marvel no habría tenido ningún interés real en acercarse.

Y por supuesto, estuvo el tema del dinero y los contratos: “Tuvimos conversaciones sobre seguir adelante con las películas y valoramos la cantidad de tiempo que iba a costar, y yo no estaba dispuesto a hacerlo”, recuerda. “Sinceramente, yo hubiese querido más dinero del que ellos querían pagarme. Pero esa habría sido mi razón para rodar otra película de Hulk”.

Para seguir leyendo:

Brie Larson revela que las estrellas femeninas de Marvel han pedido una película solo con heroínas

La nueva moda de Marvel: actrices consagradas y maduras