EE.UU. insiste en que su política respecto a Taiwán "no ha cambiado"

·3  min de lectura

Washington, 25 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos insistió este miércoles en que su política respecto a Taiwán "no ha cambiado", después de las palabras del presidente, Joe Biden, sobre el posible apoyo militar estadounidense a la isla en el hipotético caso de una invasión china.

"Nuestra política no ha cambiado. (El presidente) reiteró nuestro compromiso, según el Acta de Relaciones de Taiwán, de proveer al territorio los medios militares para defenderse", dijo durante una charla con periodistas el subsecretario adjunto responsable de Japón, Corea, Australia y Nueva Zelanda de EE.UU., Mark Lambert.

Biden, durante su primera gira por el continente asiático desde que fue elegido presidente, causó revuelo este lunes al asegurar ante las preguntas de una periodista que EE.UU. daría un mayor apoyo militar a Taiwán que el que ha ofrecido a Ucrania, dando a entender que el país intervendría en el conflicto.

"Ese es el compromiso que asumimos", dijo el mandatario.

El comentario parecía indicar un cambio en la política de "ambigüedad estratégica" que Estados Unidos mantiene respecto a la isla, gobernada de forma autónoma desde 1949 pero que China considera parte de su territorio.

La Casa Blanca, sin embargo, se apresuró a matizar las palabras del presidente, mientras que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, puso el énfasis en los "medios" que EE.UU. se compromete a proveer a la isla en el caso de que China ataque.

El país norteamericano es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un conflicto bélico, según el Acta de Relaciones de Taiwán de 1979, un texto adoptado por Washington tras romper los lazos diplomáticos con Taipéi y establecerlos con Pekín.

El texto compromete a EE.UU. con la defensa de la isla, aunque no deja claro si la potencia norteamericana intervendría en caso de un ataque chino.

El comentario de Biden levantó ampollas en Pekín, que reaccionó con dureza al señalar que tomará "medidas firmes para salvaguardar su soberanía e intereses de seguridad".

La cuestión de Taiwán "es un asunto puramente interno de China", dijo el portavoz de Exteriores Wang Wenbin en una rueda de prensa.

No es la primera vez que Biden da a entender que EE.UU. se involucraría en un hipotético conflicto entre China y Taiwán.

En una entrevista en la cadena ABC en agosto, el presidente comparó la relación entre su país y la isla con el compromiso que vincularía a los miembros de la OTAN en el caso de un conflicto armado.

COMPROMETIDOS CON LA DEFENSA DE JAPÓN Y COREA

Lambert se refirió también a los recientes ensayos de misiles balísticos realizados por Corea del Norte, y declaró que "nada que hagan los norcoreanos disuadirá" a Estados Unidos de cooperar en la defensa de Japón y Corea del Sur.

El país dirigido por Kim Jong-un disparó este miércoles tres misiles aparentemente balísticos hacia el mar de Japón, un día después de que Biden abandonara el continente para volver a EE.UU.

Es el décimo test de misiles de este tipo llevado a cabo por Pionyang en lo que va de año, y varios medios avisan de la posibilidad de que el país realice pronto un test nuclear.

Lambert, respondiendo a una pregunta sobre la posibilidad de una prueba atómica por parte del régimen norcoreano, dijo que el compromiso de EE.UU. con la política de "disuasión extendida" se mantiene invariable.

Esta política dicta que el país norteamericano se compromete a responder en el caso de una amenaza nuclear a países aliados de Estados Unidos, como es el caso de Japón o Corea del Sur.

Lambert confirmó que el tema ha sido uno de los más discutidos por Biden con los líderes de Seúl y Tokio durante su gira asiática.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.