El beso espontáneo de Adrien Brody en los Óscar seguramente hoy recibiría una bofetada

·4  min de lectura

En 90 años de historia, la Academia guarda todo tipo de recuerdos de sus entregas de premios. Desde algunos bizarros a errores bochornosos, caídas, abrazos y mucho glamur. Pero si hubo uno que muchos recordamos, es aquel que protagonizó Adrien Brody al ganar el Óscar a mejor actor en 2003, cuando tomó por sorpresa a Halle Berry plantándole un beso ante la mirada del mundo entero.

Adrien Brody besa a Halle Berry mientras acepta el Óscar por su actuación como actor en El pianista durante la 75 ceremonia de los Premios de la Academia en el Kodak Theatre en Hollywood, California, el 23 de marzo de 2003. (Photo credit should read TIMOTHY A. CLARY/AFP via Getty Images)
Adrien Brody besa a Halle Berry mientras acepta el Óscar por su actuación como actor en El pianista durante la 75 ceremonia de los Premios de la Academia en el Kodak Theatre en Hollywood, California, el 23 de marzo de 2003. (Photo credit should read TIMOTHY A. CLARY/AFP via Getty Images)

Este neoyorkino, que hasta entonces era un desconocido para el público internacional, vio cómo su carrera y su vida daban un giro radical al ser elegido el ganador del prestigioso premio por su inolvidable interpretación en El Pianista. Su discurso fue correcto, emotivo y honesto, pero la emoción le pudo y la mayoría solo recuerda aquel beso apasionado y no sus palabras. Y ni siquiera que gracias a aquel premio todavía mantiene el récord al intérprete más joven de la historia en haber ganado la categoría de Mejor Actor cuando tenía 29 años.

Halle, que había ganado la estatuilla el año anterior por Monster’s Ball, fue la encargada de entregar el premio. Ella fue correcta como de costumbre, dio a conocer al ganador, y todo el teatro se puso de pie. Adrien subió al escenario extasiado y, antes de siquiera coger el premio, tomó a Halle en sus brazos y le plantó un beso improvisado que la dejó sin habla.

Halle le siguió la corriente mientras todo el teatro seguía sonriendo y aplaudiendo. “¿Apuesto a que no te dijeron que eso iba en la bolsa de regalos?” le dijo bromeando. Pero, en plena era MeToo… ¿se imaginan que otro actor se atreva a hacer lo mismo en el evento hollywoodense más visto en todo el mundo?… Emmm, no.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Corría el año 2003 y los secretos de Harvey Weinstein, Kevin Spacey y Bill Cosby, y algunos otros, seguían sin conocerse. Al menos entre nosotros, los meros mortales ingenuos amantes del cine. Un beso era solo un beso. Incluso Adrien estaba en la gala con su pareja de aquel momento, la asistente personal Michelle Dupont con quien mantuvo una relación entre 2003 y 2006. Según las fechas, acababan de comenzar su noviazgo y Adrien subió al escenario y besó a la bellísima actriz delante del mundo entero.

El actor besó a la actriz de X-Men sin su permiso, cuando por entonces estaba casada con el compositor Eric Benét y empezaba el 2003 tras haber tenido que lidiar con el tratamiento de rehabilitación de su marido por adicción sexual.

Más de uno creyó que el momento estaba planificado, pero en 2017 la propia actriz reveló que la tomó completamente por sorpresa durante su aparición en Watch what happens live with Andy Cohen. Una televidente llamó y le preguntó si aquel beso había sido programado, a lo que Halle dijo que no, revelando que no sabía nada al respecto, que solo recuerda haber pensado “¿qué diablos está sucediendo?

Berry añadió que le siguió la corriente porque, al haber ganado el año anterior, comprendía la sensación que podría estar sintiendo Brody de estar “fuera de sí”. Cuando le preguntaron qué pensó del beso, dijo que no lo recordaba porque solo podía pensar en esa pregunta. “¿Qué diablos está pasando?”.

Pero tras las cientos de acusaciones que aparecieron en los últimos años al abrirse la caja de Pandora de los abusos de poder, sexismo y acosos en Hollywood que han llevado a que las mujeres creen asociaciones que las protejan y reclamen sus derechos e igualdad, ¿creen que algún actor se atrevería a repetir el atrevimiento de Adrien? Lo dudo mucho.

En aquel entonces fue visto como un momento simpático, de hombre emocionado con la libertad de expresarse con el cuerpo de una mujer como le dio la gana. Y todo Hollywood siguió aplaudiendo. Hoy, 19 años después, dudo mucho que alguien se atreva a hacer lo mismo y no reciba una bofetada delante del mundo entero. Es más, hasta imagino a Meryl Streep o Frances McDormand corriendo para bajar al atrevido del escenario.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.