El día que Julio Alemán, el primer galán de la TV mexicana, se lió a golpes en una cabina de radio

·4  min de lectura

Uno de los más grandes galanes que dio la pantalla chica fue sin duda Julio Alemán. El actor michoacano nacido en 1933 y fallecido en 2012 destacó por cincuenta años en cine, teatro y televisión, aunque —como reza el refrán chino — "la acción de un minuto puede acabar con la obra de toda una vida", y esto es algo por lo que el también diputado federal por el PRI tuvo que pasar, pero a él le pasó en vivo, en directo, en una cabina de radio.

Alemán — nacido Julio Méndez Alemán en Morelia, Michoacán el 29 de noviembre de 1933 - se inició en el teatro universitario y debutó por la puerta grande en televisión como uno de los protagonistas de la primera telenovela que se hizo en la historia de la TV mexicana, la célebre 'Senda prohibida', en la que Silvia Derbez era la estelar, como una muchacha calculadora y perversa que se involucra con un hombre casado (Francisco Jambrina) y casi rompe su hogar. En esta primera producción, Alemán, que tenía 24 años en ese entonces, hacía pareja con la guapa actriz Bárbara Gil, que era la hija del adúltero de marras (por lo cual Alemán se convirtió en el yerno que toda suegra quería).

A partir de ahí, con su voz tan distintiva, su aspecto elegante y su apostura notable, Alemán comenzó a destacar en diversos roles, usualmente como un hombre recto, policía, detective u hombre de negocios, aunque en ocasiones —principalmente en cine — llegó a hacer de villano memorable o de hombre de moral conflictiva (incluso tuvo escenas de sexo simulado con María Félix en una película de Luis Alcoriza), características que, siempre sostuvo, estaban lejos de su verdadera personalidad.

Casado desde 1960 con Esperanza de la Paz Gotes Martínez, más conocida como 'Moru', Alemán fue un hombre no solo activo en la actuación, también en otras áreas como la hostelería —junto con Joaquín Cordero, que fue su compadre y amigo por décadas, fue socio del Trocadero, un restaurante famoso en Ciudad de México durante los 70 y 80 — y la política, que lo llevó a representar al Partido Revolucionario Institucional (que entonces ejercía el poder hegemónico en el país) en la cámara de diputados.

Sin embargo, Alemán también era un ser humano y propenso a enojarse, ya que era de carácter fuerte, y la vez que más notablemente sucedió fue en una transmisión al aire del programa 'Todo para la mujer' que desde 1989 conduce Maxine Woodside para la cadena Radio Fórmula en México, con gran éxito. 

Uno de los colaboradores de Maxine por muchos años fue Alfredo Gudinni Riaño, un excelente periodista especializado en telenovelas. En 2008, para celebrar el 50 aniversario de la telenovela en México, Maxine reunió a Alemán y a Gudinni en una mesa redonda para hablar del género.

Con lo que no contaban, era con que Julio Alemán estaba muy molesto con Gudinni por comentarios que éste había hecho sobre su apariencia en la telenovela 'Las tontas no van al cielo', aduciendo a que el postizo capilar que usaba el actor no era de buena calidad y se notaba mucho. Esto bastó para que Alemán llegara colérico al programa y se hiciera de palabras con Gudinni, quien trató de suavizar la situación explicando que su labor como crítico consistía en señalar las debilidades del producto y que en esa ocasión uno de los defectos de la telenovela era ese, que distraía mucho de su actuación.

Alemán respondió llamándolo "degenerado" y "asqueroso homosexual", y se le fue a los golpes. Gudinni no se defendió, mientras que Maxine, azorada, no daba crédito. El programa era en vivo y en directo y el público pudo oír tanto grito y gresca directamente, y se cortó a comerciales.

Esto podría haber pasado a la historia como solo una anécdota más de las muchas que han sucedido en la farándula mexicana, de no ser porque tuvo una consecuencia terrible para Alemán, que fue acusado de ser homofóbico por varios colectivos LGBTQI+ que lo criticaron severamente por su discriminación pública de Gudinni (que por otra parte, jamás ha hecho secreta su preferencia) y esta fue una mancha que marcó una carrera que, por otra parte fue impecable, en los últimos años de su vida.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Kathleen Turner, el icono sexual de los 80 abocado al abismo por una enfermedad

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.