El 'encendido' debate sobre las parejas LGTBI y las nuevas técnicas de reproducción

Tener hijos no depende de la orientación sexual

(Foto: iStock)
(Foto: iStock)

Las parejas del colectivo LGTBI pueden hacer realidad su deseo de tener hijos gracias a los avances y las nuevas técnicas de reproducción asistida. Según el doctor Jan Tesarik, científico autor de algunas de estas técnicas, “la separación entre la sexualidad y la reproducción es la base de tratamientos de infertilidad por reproducción asistida”.

Desde un punto de vista puramente técnico no hay diferencia entre una pareja heterosexual en la que el hombre carece de espermatozoides y una pareja lesbiana. En ambos casos se necesitará un donante de semen. En el caso de parejas lesbianas se puede ir un poco más allá en la reciprocidad del acto reproductivo: el óvulo de una de las dos mujeres se puede fecundar in vitro con espermatozoides de un donante, y la gestación se puede llevar a cabo en el útero de su pareja.

Un buen ejemplo –indica Tesarik- de cómo los avances en reproducción asistida ayudan a alcanzar una plena experiencia de maternidad a dos mujeres unidas por amor”.

Los modelos de familia han cambiado y muchos famosos han contribuido a ello como Ricky Martin, junto a su ex Carlos González Abella y sus hijos, Mateo y Valentino. (Foto: Pinterest)
Los modelos de familia han cambiado y muchos famosos han contribuido a ello como Ricky Martin, junto a su ex Carlos González Abella y sus hijos, Mateo y Valentino. (Foto: Pinterest)

Esta técnica, denominada ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), no es la única disponible. Así, actualmente una pareja del colectivo LGTBI puede elegir entre distintos métodos de reproducción asistida, según su edad y la condición del sistema reproductivo.

– Inseminación artificial con esperma de donante

Se puede realizar en casos de parejas lesbianas cuando por lo menos una de las dos mujeres tiene una buena función de ovarios y las trompas permeables.

– Fecundación in vitro con esperma de donante

Adecuada para parejas lesbianas con baja reserva ovárica o trompas impermeables.

Cada vez existen más protocolos que permiten obtener buenos resultados como el llamado CARE para mujeres con extremadamente baja producción de óvulos. (Foto: MAR&Gen)
Cada vez existen más protocolos que permiten obtener buenos resultados como el llamado CARE para mujeres con extremadamente baja producción de óvulos. (Foto: MAR&Gen)

– Microinyección de espermatozoides de donante en los óvulos (ICSI)

Puede ser necesaria en casos en los cuales la fecundación in vitro convencional no funciona bien debido a diferentes tipos de anomalías de los óvulos, corregibles en el contexto de ICSI. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando los óvulos no responden correctamente a la presencia del espermatozoide dentro de ellos y precisan un estímulo artificial para activar el desarrollo embrionario.

– Fecundación in vitro con donación doble: de óvulos y espermatozoides.

Un recurso necesario cuando los óvulos de la pareja presentan anomalías incompatibles con su uso en reproducción asistida. Las pacientes pueden elegir las características de ambos donantes.

– Donación (adopción de embriones)

Una versión más económica que donación doble, si bien, la pareja no puede elegir las características de los padres genéticos. Se trata de una adopción de embriones formados para otra pareja que ya no los necesita y los dona.

– Gestación subrogada con o sin donación de óvulos (actualmente no disponible en España)

Los embriones formados con espermatozoides de la pareja se desarrollan hasta el parto en el útero de una madre subrogada. El único método posible para parejas formadas por dos hombres. En este caso se necesitan también óvulos donados. La misma madre subrogada puede ser, pero no necesariamente, la donante de los óvulos. Existen varias técnicas posibles dentro de este cuadro, elegibles según la condición actual de cada pareja.

En el futuro, la tendencia será la desaparición progresiva tanto la donación de óvulos como la gestación subrogada. La primera porque las técnicas de biología molecular, junto a las de micromanipulación celular, permitirán la formación de espermatozoides y óvulos artificiales, con el material genético propio de cada hombre o mujer, independiente de su orientación sexual.

Asimismo, a partir de las células provenientes de una persona, hombre o mujer, se podrán producir tanto células de tipo espermatozoide como las de tipo óvulo. No significa que estas células tengan la morfología de espermatozoides y óvulos tales como los conocemos hoy día, pero funcionarán de la misma manera.

En cuanto a la gestación subrogada, el desarrollo de “úteros artificiales” permitirá llevar a cabo el desarrollo embrionario desde el inicio hasta el fin, sin ayuda de una tercera persona.

También te puede interesar:

Este es el número de encuentros sexuales que se necesita para concebir un bebé

Increíble pero cierto: Ovarios de gelatina (¡impresos en 3D!) permiten tener hijos

Lo que hay detrás del boom del ‘turismo de fertilidad’

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.