El exmarido de Mel B presenta una petición para poder ver a su hija e hijastra

Stephen Belafonte junto a su exmujer Mel B

Stephen Belafonte ha presentado una petición ante el juez que lleva su polémico proceso de divorcio de la cantante Mel B solicitando que se modifiquen los términos de la orden de alejamiento que la ex Spice Girl obtuvo contra él el pasado marzo, según la cual no puede acercarse a menos de 90 metros de su exmujer o de las dos hijas pequeñas de esta: la pequeña Madison (5), a quien tuvieron juntos durante su matrimonio, y su hijastra Angel (10).

Según los documentos obtenidos por el portal TMZ, el productor afirma que las dos niñas le han enviado mensajes de texto asegurando que "mamá está enfadada contigo y por eso no nos deja ir a verte" y preguntándole dónde está, a los que él no ha respondido muy a su pesar para no incumplir la medida fijada por el juez.

La intención de Belafonte es demostrar ahora que mantiene una estrecha relación tanto con su hija biológica Madison como con Angel, fruto de un breve romance de Melanie con el actor Eddie Murphy, quien nunca ha estado involucrado en la educación de la niña. De hecho, el exmarido de la intérprete insiste en que su hijastra ni siquiera ha conocido en persona a Murphy, y que él ha sido a todos los efectos su padre desde que era un bebé. De esta forma, el productor espera obtener los mismos derechos de acceso a las pequeña que su ex, ya que las leyes del estado de California contemplan permisos de visita para los padrastros o madrastras.

Cabe destacar que Melanie -madre también de una hija de 18 años fruto de una relación anterior- aseguró en su declaración escrita que Belafonte habría perjudicado a propósito la relación de su hija Angel con Eddie Murphy. Siempre según el testimonio de la cantante, en febrero de 2017 su exmarido le robó el teléfono móvil para enviar un mensaje -cuyo contenido se desconoce- al famoso actor haciéndose pasar por ella en el que cancelaba un encuentro fijado entre padre e hija.