El hijo de Sergio Ramos y Pilar Rubio podría nacer en cualquier momento

Pilar Rubio posando embarazada y espectacular junto a su pareja Sergio Ramos

Este mismo lunes Pilar Rubio volvía un día más al programa 'El Hormiguero' para ofrecer su sección habitual, en la que no le ha quedado otro remedio que sustituir los habituales retos que le fija cada semana el equipo de Pablo Motos por una serie de consejos e inventos para ayudar a los mamás y papás como ella.

En esta nueva aparición, la guapa presentadora lucía ya una más que abultada barriga y nada más salir al plató no dudó en preguntar en tono de broma si había algún médico en la sala para asistirla en caso de que se pusiera de parto por sorpresa.

"Me faltan días", matizó acerca de la fecha en que está previsto que salga de cuentas y llegue al mundo su tercer retoño junto al futbolista Sergio Ramos, lo que llevó a añadir antes de abandonar el plató: "No sé si estaré aquí la semana que viene. Yo espero estar, pero ya veremos".

Lo cierto es que a lo largo de su tercera gestación, Pilar Rubio ha seguido manteniendo un intenso ritmo de vida, tomando las siempre precauciones necesarias, por supuesto, pero sin renunciar a su trabajo ni a sus aficiones, que en el último trimestre han incluido desde acudir a concierto roqueros a seguir adelante con su rutina de entrenamiento.

Basta con echar un vistazo a sus redes sociales para descubrir que la compañera de Ramos -con quien tiene ya a Marco y a Sergio Jr- sigue tan en forma como antes de debutar en la maternidad, aunque de cara a esta etapa ha recurrido a la ayuda de una fisioterapeuta especializada en ejercicios prenatales tanto para ejercitarse como para prepararse de cara al 'gran día'.

"Seguimos preparando la recta final del parto, esta vez practicando para cuando las contracciones son cada cinco minutos. Buscaremos realizar un bombeo en la pelvis para ayudar al bebé a bajar por el canal del parto, llevando los pies hacia dentro y hacia fuera", explicaba Pilar hace solo unos días junto a un vídeo en el que aparecía sentada sobre una pelota y siguiendo atentamente las instrucciones de su entrenadora.