El Maestro Joao revela en GH VIP 7 que sufrió abusos sexuales con 14 años

El Maestro Joao se encuentra en el centro de todas las miradas de GH VIP 7 por su relación con Pol Badía, que numerosas voces tildan de montaje. Ahora el adivino se ha abierto en canal protagonizando una de las curvas de la vida más traumáticas de la edición.

(©Mediaset)

El vidente ha dejado claro primeramente que su vida no es lo que esperaba y que mucha de su felicidad ha sido fingida: “Gran parte de mi vida ha sido una mierda. Tengo una edad en la que ya he pasado muchas cosas y llegar a este punto, dónde gracias a Dios tengo suerte, estoy feliz y tengo a mi madre que es lo más importante, pero echar la vista atrás es muy doloroso en muchas cosas y de repente te das cuenta de que hay mucha felicidad que uno se ha inventado.

Yo tuve una niñez pobre, pero no era infeliz. Era solamente pobre. Vivíamos en unas chabolas en el barrio San Pascual, no teníamos ni cuarto de baño en casa… Pero era feliz, vivíamos en lo que luego paradójicamente se llamó el Barrio de la Alegría. Mi padre era mi padre, no voy a hablar mal de él por respeto, pero mi madre y mi padre fueron mi madre. Mi padre estaba en casa, pero a veces no estaba. La que luchaba era mi madre”, ha explicado sobre sus primeros años de vida.

La confesión más inesperada se ha producido cuando ha contado por primera vez delante de las cámaras que un cantante famoso abusó de él cuando tenía 14 años: “Empecé a trabajar a los 13 años, dejé el colegio y me fui a la vida… Había una persona que era un poco conocida y esta persona abusó de mí. Yo tenía 14 años y él unos treinta y tantos, se dedicaba a la canción. No voy a decir quién, falleció de una manera trágica. Era la calle General Ricardos. Entré en un sitio muy oscuro y me empujó. Jamás he relatado ese hecho a nadie”.

Pero el concursante de GH VIP 7 también ha revelado que su vida ha estado repleta de excesos: “Yo era un exceso en sí, si se inventaba uno ya me había apuntado yo. He llegado a desayunar whisky. Hacía actuaciones, cantaba, bailaba, imitaba. Tenía cierto éxito pero como dicen lo que se gana cantando, cantando se va. Creo que quería olvidar todo y tener una vida que no era la mía”.

El también concursante de Supervivientes 2018 asimismo se ha derrumbado recordando cómo el gran amor de su vida se fue para no volver: “El amor me llegó de manos de una persona que falleció, fue mi gran amor. Él me ayudó mucho, lo he amado después de veinte años de muerto hasta que llegó otra persona que no voy a nombrar. Daría mi vida ahora mismo por esa persona”.

En la curva de la vida también ha tenido palabras para Pol Badía afirmando que “casi era un juego para mí. Yo estaba tan destruido que cualquier persona que me dijese algo me hacía bien, me hacía feliz. Yo no creía nada en Pol pero fue muy buen niño. Me encanta, es tan inocente que es torpe”. Asimismo ha compartido que “me buscó, me llevó a cenar, me decía cosas bonitas, lo pasamos muy bien.

Una lista de confesiones que se suman a las ya declaradas por otros participantes de esta edición y que hacen atractivo el reality porque permiten conocer realmente los traumas de los habitantes de la casa de Guadalix de la Sierra.

Para seguir leyendo:
Noche de rupturas y reconciliaciones en GH VIP 7: ¿se terminó el triple culebrón?
Otro montaje a la vista en GH VIP 7: una joven afirma que Pol le ha revelado que su romance con Joao es falso

Imagen: ©Mediaset