El momento más tierno de la boda de la princesa Eugenia y Jack Brooksbank: su primer beso de casados

El primer beso de la princesa Eugenia y su ya marido Jack Brooksbank como casados

Tal y como dicta la costumbre en las bodas reales, la princesa Eugenia y Jack Brooksbank esperaron hasta salir de la capilla de San Jorge ya convertidos en marido y mujer para darse su primer beso como casados.

Esa es sin duda una de las tradiciones más esperadas por los curiosos que se suelen agolparse en las inmediaciones para ver la llegada de los royals y el resto de distinguidos invitados, y la pareja no les decepcionó.

En su caso, optaron por darse un casto 'piquito' en los labios, pero el significado especial de ese gesto no pasó inadvertido para nadie. A diferencia de sus primos Enrique y Guillermo, Eugenia siempre ha abrazado un perfil mediático más discreto y menos dado a las muestras de efusividad en público, una política que no parecía tener claro si se saltaría con motivo de su gran día.

De hecho, mientras esperaban en lo más alto de la escalinata oeste del templo saludando al público y recibiendo sus aplausos, la radiante novia se giró discretamente hacia su esposo para preguntarle casi sin mover los labios: "¿Quieres que nos besemos?". Al parecer la pareja había esperado a tomar una decisión al respecto basándose en la emoción de ese instante, pero cuando se vio en la coyuntura Jack lo tuvo muy claro y le respondió con picardía: "¡Va a ser nuestra primera vez!".

La situación recordaba bastante a la que vivieron los duques de Sussex el pasado mayo después de darse el 'sí quiero', cuando Meghan le preguntó al príncipe Enrique ante la atenta mirada de cientos de personas si había llegado el momento de besarse, y él reaccionó inclinándose para darle un beso en los labios bastante más intenso que el que han protagonizado Eugenia y Jack.