El niño de El Resplandor reaparece 37 años después: "Me prometieron el triciclo"

¿Qué ha pasado con el pequeño Danny Lloyd?

¿Qué ha pasado con el niño de El Resplandor? Durante años, los fans se han hecho esa pregunta sobre Danny Lloyd. Ahora, 37 años después del clásico, revela nuevos detalles de su experiencia en el rodaje de la cinta dirigida por Stanley Kubrick.

A través de una entrevista concedida a The Guardian, hemos sabido que Danny Lloyd ejerce como profesor de biología de la escuela universitaria de Kentucky, que tiene cuatro hijos y una vida familiar muy tranquila alejada de las cámaras de Hollywood.

Lloyd, 45, tenía cuatro años cuando su padre escuchó por la radio un anuncio sobre unas audiciones. Kubrick había publicado anuncios en los periódicos de Illinois que decían: “Buscando niño para una película. Entre las edades de cinco y siete años. Ninguna experiencia previa en actuación es necesaria”. Lloyd explicó que su padre decidió enviar la foto de su hijo porque el pequeño “siempre estaba corriendo por todos lados buscando atención”.

Luego unas cinco o seis audiciones, el pequeño con corte de hongo se llevó el papel – con el director Kubrick escogiéndolo por quedarse impresionado por la habilidad de concentración del niño.

Lloyd junto a las gemelas Lisa y Louise Burns.

A diferencia de su madre en la ficción, Shelley Duvall, que tuvo que rehacer la escena del hacha unas 127 veces bajo el mandato perfeccionista de Kubrick, Lloyd tiene muy buenos recuerdos del plató: comiendo sándwiches de manteca de maní con Lisa y Louise Burns, las gemelas que interpretaron a las escalofriantes hermanas Grady en la escena que el pequeño Danny aparece pedaleando por los pasillos con el triciclo rojo.

Lloyd recuerda sentirse muy emocionado con la idea de poder correr con el triciclo por el plató que representaba el hotel Stanley y el decepcionarse por una promesa no cumplida. Un miembro del equipo le ofreció enviarle el triciclo luego de terminar la película: “Me quedé esperando y esperando por él, pero nunca llegó”.

Durante el rodaje, uno de los propósitos de Kubrick era querer proteger a Danny y alejarlo del plató cuando se rodaban escenas terroríficas como la de Jack Nicholson rompiendo las puertas de las habitaciones con el hacha y gritando, “¡Aquí está Johnny!”. Luego de un año del estreno de la cinta basada en la novela de Stephen King, la protección continuó. Después del estreno, solo le permitieron ver una versión para niños de solo 10 minutos. No fue hasta cuando llegó a los 11 años, que finalmente vio la cinta entera – asegurando que no le dio miedo.

“No. Cuando vi El Resplandor para mí, era como ver una película casera. Entiendo cómo asusta a la gente. Creo que es una película muy entretenida, no mal interpretes. Pero yo la veo junto a tantas memorias”.

Ahora es profesor de biología

¿Qué ocurrió luego de El Resplandor?
Lloyd continuó audicionando para papeles “pero sin ningún éxito”. Finalmente, a los 13 o 14 años, renunció a la actuación. “Siempre lo disfruté. Era emocionante. Pero, mientras más mayor me hacía, lo encontraba aburrido. Luego le que tuve que decir a mis padres que renunciaba y ellos estuvieron de acuerdo. Nunca fueron padres del espectáculo. Ellos aseguraron que tuviera una crianza normal”.

La cinta de El Resplandor, que llegó a la gran pantalla en 1980, fue igual de exitosa que la novela, al recaudar unos 44.4 millones de dólares en la taquilla internacional, con un presupuesto de 19 millones.


Para seguir leyendo:
La nueva musa del cine de terror ¡tiene raíces hispanas!
Así son tus personajes de TERROR favoritos en la vida real

Imágenes: ©Warner Bros.