'Elvis' ha traído un alivio a Hollywood que acabaremos agradeciendo

·4  min de lectura

Los datos de taquilla desde el inicio de la pandemia nos han dado a entender que el modelo de exhibición en la gran pantalla había cambiado para siempre. No hay más que ver que solo un tipo de películas, los blockbusters pertenecientes a grades franquicias, era lo único que conseguía atraer al público a los cines, como bien han demostrado sagas como Marvel, películas recientes como Jurassic World: Dominion o Top Gun: Maverick o la condena al streaming de muchos títulos de pequeño y mediano presupusto. Sin embargo, aún hay un rayo luz a que el cine en la gran pantalla regrese al esplendor de antaño. Y esto nos lo ha traído Elvis, la nueva película del director de Moulin Rouge basada en la vida del rey del rock.

Austin Butler como Elvis en la película de Baz Luhrmann (Foto: Warner Bros Pictures)
Austin Butler como Elvis en la película de Baz Luhrmann (Foto: Warner Bros Pictures)

Las expectativas iniciales en taquilla para Elvis no eran todo lo buenas que se cabría esperar. Pese a que fue recibida con gran entusiasmo por la crítica y en festivales como Cannes levantó ovaciones, estábamos hablando de un tipo de cine adulto y musical que hasta ahora no había dado señales de volver a conquistar a su público potencial. No hay más que ver que el pasado 2021, cuando comenzó la recuperación de la taquilla tras el fatídico 2020, el género de los musicales acumuló fracaso tras fracaso con cintas como En un barrio de Nueva York, Querido Evan Hansen e incluso la admirada West Side Story de Steven Spielberg, el remake del clásico de los 60 que apelaba a un público adulto similar al de Elvis.

Y es que con Elvis Presley hablamos de una figura con calado en generaciones que vivieron épocas como los 50, 60 y 70 o su influencia posterior, no disponiendo de la misma influencia que grupos que llevaron películas como Bohemian Rhapsody a un fenómeno de masas sin precedentes como el caso de Queen. Además, había que valorar que este público potencial al que se dirige Elvis no había recuperado el hábito de volver a transitar las salas de cine. La única excepción que encontramos fue Top Gun: Maverick, cuya mayoría de espectadores pertenecieron a un target mayor de 35 años. Sin embargo, se trataba de un gran blockbuster y de una secuela de un título mítico de los 80 con gran repercusión en la cultura estadounidense, lo que es un caso muy diferente a un drama musical adulto.

Por esta razón, y también valorando que hablábamos de un título que roza las tres horas de duración, las previsiones de taquilla no apuntaban mucho más allá de los 20 millones de dólares en su estreno, pero la realidad ha sido muy diferente a lo esperado. Y es que Elvis ha debutado con un estimado de 30,5 millones en Estados Unidos, una cifra que aumenta hasta los 50 junto a los datos del mercado internacional. Con un presupuesto de 85 millones, no debería tener problema alguno en poder rentabilizar su inversión en las próximas semanas, puesto que hablamos de un título que no va a tener competencia directa en todo el verano, con el que el público está saliendo encantado y que está generando buen boca-oreja entre espectadores.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero lo más importante, según los datos que recogen medios como The Hollywood Reporter, es que ha vuelto a atraer en masa al público adulto a los cines. El 56% de los espectadores que se han acercado a ver Elvis son mayores de 35 años, mientras que el 29% supera los 55. Todo un logro que demuestra que el cine adulto y original fuera de las grandes franquicias vuelve a funcionar en la gran pantalla. Y es sin duda todo un alivio para Hollywood, que vuelve a ver como el riesgo de estrenar en salas este tipo de producciones no es tanto como parece. Pero no solo hay que remitirnos a los datos de este musical, puesto que el pasado 2021 ya vimos como La casa Gucci de Ridley Scott logró cifras aceptables con más de 153 millones de dólares. Además, fuera del drama, también encontramos casos recientes de cintas originales como La ciudad perdida de Sandra Bullock, que también rompió expectativas este año y ha cerrado su carrera comercial con casi 200 millones.

Por otro lado, el éxito de Elvis es también un alivio para el género musical, que después de los descalabros que hubo en 2021 parecía que este tipo de cine pasaría a mejor vida durante una larga temporada, al menos en la gran pantalla. Pero no parece que vaya a ser el caso.  Y es que las cifras iniciales de esta última producción del director de Moulin Rouge o El Gran Gatsby hacen tener confianza en que, poco a poco, el cine en salas irá recuperando la variedad de antaño. Será algo gradual y es probable que estemos largas temporadas con los cines limitados a franquicias y blockbusters conocidos, pero parece claro que a la larga este cine adulto, diferente y arriesgado volverá a contar con un hueco importante en la gran pantalla. Y al final, nosotros como espectadores lo acabaremos agradeciendo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.