El embajador argentino en Venezuela recibió al dirigente chavista que insultó a Alberto Fernández

·2  min de lectura

El embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, recibió al ultrachavista Pedro Carreño, diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, que en los últimos días criticó con dureza al presidente Alberto Fernández y lo calificó de "Pelele, títere, jalabolas". Fue a raíz del conflicto del avión venezolano-iraní investigado por nexos con el terrorismo por la justicia argentina, retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, desde el pasado 8 de junio.

El encuentro se realizó en la sede de la embajada argentina, en la ciudad de Caracas. Hasta allí acudió Carreño, junto a otros 30 legisladores, para volver a reclamar sobre la situación de la aeronave.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, fue consultada por este medio sobre estas declaraciones injuriosas contra Alberto Fernández. "Son expresiones de diferentes actores de la vida venezolana, eso no implica un incidente diplomático", sostuvo la funcionaria en su conferencia de prensa semanal.

"Junto a los diputados de la Asamblea Nacional y a la clase trabajadora consignamos un documento ante la embajada Argentina en Venezuela para exigir ‘devuelvan el avión’; no descansaremos hasta que se haga justicia con la tripulación y el avión", afirmó hoy en sus redes el ministro de Transporte venezolano, Ramón Celestino Velásquez Araguayán.

Pedro Carreño apunta contra Alberto Fernández

Durante una sesión de la Asamblea Nacional chavista Carreño fue muy crítico: "Exigirle al Gobierno argentino que devuelva el avión que es venezolano, y decirle al presidente Fernández que demuestre si es un pelele del Imperio, si es un títere del imperialismo, o verdaderamente gobierna a ese país. Y que se ponga en consonancia con las expectativas, porque hasta ahora, con esa conducta, lo que subyace detrás de ello -no le voy a decir jalabolas por la hora y el respeto- es una actitud de rastrerismo con el imperio norteamericano, una actitud rastrera", señaló.

El mencionado avión llegó a Argentina el 6 de junio, procedente de México y tras hacer una escala en Venezuela. Dos días después partió para cargar combustible en Uruguay, pero tuvo que regresar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza porque el país vecino no autorizó su aterrizaje.

s
s

El embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, recibió al ultrachavista Pedro Carreño

A su regreso a Buenos Aires, las autoridades inmovilizaron la aeronave y se ordenó la retención de sus 19 tripulantes, 5 iraníes y 14 venezolanos. 12 fueron liberados el martes pasado por el juez que interviene en la causa, mientras que a los otros 7 decidió retenerlos.

Propaganda para recuperar al avión

El pasado martes, el régimen de Nicolás Maduro lanzó dos campañas propagandísticas para pedir al gobierno de Alberto Fernández que devuelva el avión venezolano-iraní. La dictadura chavista, además, calificó la investigación del atentado terrorista de la AMIA como un "falso positivo".