Embarazo de riesgo: qué es y cómo se identifica

Aunque la mayoría de los embarazos van bien, algunos requieren un seguimiento especial. Son los embarazos de riesgo. ¿Qué son? ¿En qué consiste su seguimiento? Centrémonos en estos embarazos particulares con las explicaciones del profesor Philippe Descamps, ginecólogo y obstetra, jefe del servicio de ginecología y obstetricia del CHU de Angers.

Los diferentes tipos de embarazo de riesgo

Los embarazos de riesgo son embarazos en los que se ha detectado un riesgo obstétrico, fetal o maternal, al principio del embarazo o durante el mismo. Cuando existe un riesgo fetomaternal, normalmente se deriva a la futura mamá hacia un centro de maternidad adaptado.

Diversos tipos de embarazos requieren un seguimiento específico.

Las causas de orden fisiológico

  • Los embarazos muy precoces (menos de 15 años) o tardíos (más de 38 años).
  • Los embarazos múltiples

Los antecedentes de embarazo patológico

Cesárea anterior, premadurez anterior, antecedentes de hemorragia grave, preeclampsia, malformación uterina...

Una enfermedad materna

Infección, enfermedad genética, enfermedad crónica como hipertensión arterial, diabetes o epilepsia, toxicomanía o alcoholismo...

Acontecimientos durante el embarazo

Aparición de contracciones del útero, apertura del cuello, diabetes gestacional, exceso o disminución del líquido amniótico...

Este tipo de embarazos puede dar lugar a ciertas complicaciones. Por ello, se toman determinadas precauciones. De media, un 15% de los embarazos son de los calificados como de riesgo. Sin embargo, un embarazo de riesgo no implica forzosamente la aparición de complicaciones. «Cabe distinguir los embarazos con un riesgo potencial de los embarazos con un riesgo demostrado», precisa el Prof. Descamps. Se trata de tomar precauciones concretas (como una programación del parto antes de término), para evitar la aparición de un accidente o para encargarse mejor de la madre y el niño.

Identificar los embarazos de riesgo para mejorar su tratamiento

El seguimiento prenatal permite identificar los embarazos de riesgo. Este tipo de embarazos recibe un seguimiento y un control específico (más visitas, más ecografías, realización de dopplers, análisis biológicos...). «Contamos con un seguimiento específico para cada riesgo», explica el Prof. Descamps.

Por ejemplo, cuando una mujer ha padecido preeclampsia durante un primer embarazo, los siguientes serán objeto de un control específico de la tensión arterial y de la albumina en las orinas. «Cuando una futura mamá presenta una colestasis, se le realizará un seguimiento biológico y ecográfico del riesgo fetal», indica el Prof. Descamps. Los tratamientos de una madre que presenta una patología crónica pueden ser adaptados, o puede que se inicien otros como prevención. Los protocolos de tratamiento de un embarazo de riesgo pueden establecerse de forma concertada con diferentes especialistas (obstetras, pediatra, cardiólogo, hemobiólogo...).

En algunos casos, cuando hay complicaciones, las mujeres son hospitalizadas en unidades para embarazos de riesgo, en centros de maternidad tipo 3. Esto puede pasar en caso de diabetes desequilibrada, en caso de amenaza de parto prematuro o hipertensión arterial por ejemplo», observa nuestro especialista.

Embarazos de riesgo: ¿qué son los centros de maternidad adaptados?

Las mujeres embarazadas son derivadas a un tipo de centro de maternidad en función del riesgo maternofetal identificado. «Muchos embarazos de riesgo serán derivados a centros de maternidad de tipo 3,donde se le realizará el seguimiento y el parto», informa el Prof. Descamps.

No todos los embarazos considerados de riesgo requieren una gestión así. De hecho, el tipo de derivación depende de la patología, la estimación del riesgo de complicación, el peso del feto, etc.

De este modo, una mujer embarazada que tenga una cardiopatía pero que se considere que es de bajo riesgo puede ser visitada y seguida en cualquier tipo de centro de maternidad. Lo mismo en el caso de una mujer con diabetes gestacional pero sin ninguna otra patología. El tipo de centro de maternidad se adaptará en cada caso a la estimación del peso del feto y al término del embarazo.

A.S. Glover-Bondeau

Fuentes:

Entrevista al Prof. Philippe Descamps, 19 de septiembre de 2016

El Prof. Philippe Descamps es el autor de «Docteur, j’ai encore une question», Editions Larousse, 2016. 

Embarazos de riesgo: derivación de las mujeres embarazadas entre los centros de maternidad con miras al parto, Recomendaciones de Buenas Prácticas, HAS, diciembre de 2009. 

Más información:
Cómo evitar los riesgos de sufrir un aborto espontáneo
Lo que nadie te dice sobre el sexo durante el embarazo
Los ritos del embarazo alrededor del mundo