Sus tres embarazos, la crianza... El relato más sincero de la duquesa de Cambridge acerca de la maternidad

A raíz de su llegada a los Windsor, cada uno de los pasos que da son analizados al detalle. Kate Middleton ha sido madre en tres ocasiones y desde que se hicieron públicos sus embarazos protagonizaron cientos de noticias en diferentes partes del mundo. Pero hay partes de su vida privada y de su experiencia al frente de una familia numerosa que se mantenían en secreto hasta ahora, cuando la mujer del príncipe Guillermo de Inglaterra ha roto su silencio para hablar abiertamente de sus embarazos y de cómo los príncipes George, Charlotte y Louis han cambiado su vida. En el espacio radiofónico Happy Mum, Happy Baby, presentado por Giovanna Fletcher, la duquesa de Cambridge ha revelado curiosos detalles de cómo vivió la dulce espera de sus niños, cómo fueron los tres partos, lo que pensó cuando tuvo por primera vez en brazos a su primogénito y los sentimientos que le invaden cuando se aleja de los pequeños.

VER GALERÍA

KATE-IG

Para la nuera del príncipe de Gales, sus embarazos no han sido nada fáciles ya que en los tres ha sufrido desde el principio hiperémesis gravídica, una dolencia que produce un cuadro de vómitos excesivos y continuos durante el primer trimestre de gestación. "Tuve muchas náuseas matutinas, no soy la persona más feliz cuando estoy embarazada. Fue un desafío para mí y para las personas que me rodean. William sentía que no podía hacer mucho para ayudar y es difícil ver que estás sufriendo sin poder hacer nada al respecto", ha comenzado a recordar en el citado podcast. A pesar de que los nueve meses de espera no fueron demasiado dulces, la duquesa de Cambridge ha explicado que los tres partos que han tenido han sido buenos. "Como los embarazos fueron tan malos, me gustaron más los partos porque sabía que eso iba a terminar", ha dicho, explicando que tanto en el nacimiento de George como en el de Charlotte y el pequeño Louis, recurrió a la hipnoterapia ya que al sufrir hiperémesis se dio cuenta de la importancia que tiene el poder de la mente. 

Los miedos de los Cambridge

Kate Middleton ha 'viajado al pasado', concretamente al 22 de julio de 2013, y ha detallado cómo fue el momento en el que tuvo entre sus brazos por primera vez a su hijo George, añadiendo que hasta entonces no supo si era niño o niña. "Fue increíble, increíble. Pensé que cómo podía el cuerpo humano hacer eso. Es completamente extraordinario. Fue algo muy dulce. También me sentí aliviada al ver que era un niño sano y feliz", ha recordado. La cuñada de Meghan Markle ha dicho que la primera noche que pasó con el niño en el hospital apenas pudo dormir porque había una tormenta eléctrica pero que estaba muy contenta al ver que su bebé descansaba plácidamente. Además, ha reconocido que estaba deseando recibir el altar y volver a la normalidad. "Pensaba que todo volvería a ser como antes, subestimé el impacto y el cambio que esto supuso. Ninguna planificación puede prepararte para ese momento", ha relatado.

VER GALERÍA

kate-getty

La sociedad británica esperaba con ilusión e inquietud el nacimiento de George, quien ocupa el tercer puesto en la línea de sucesión al trono. Por eso, los duques de Cambridge quisieron presentarlo ante los medios a las puertas del Hospital de St. Mary's, un momento en el que vimos al matrimonio muy feliz. Sin embargo, ahora Kate ha revelado que aquellos instantes los vivió con miedo y preocupación. "Fue un poco aterrador, no voy a mentir. Éramos conscientes de que todos estaban entusiasmados y nosotros estamos muy agradecidos por el apoyo que nos han brindado, pero tuve emociones encontradas porque éramos dos padres sin experiencia con un bebé recién nacido en brazos y estábamos llenos de incertidumbre", ha relatado.

El objetivo de Kate en la infancia de sus hijos

Tras cumplir con sus respectivas bajas maternales, Kate Middleton retomaba sus compromisos oficiales, a los que sigue haciendo frente en la actualidad. A pesar de que sus hijos tienen ya seis, cuatro y casi dos años, no niega que le invade un sentimiento de culpa cuando sale de casa para acudir a un acto. "Absolutamente me siento culpable, y cualquiera madre que diga que no, en realidad está mintiendo. Yo lo siento todo el tiempo, incluso esta mañana al venir aquí, George y Charlotte estaban como 'Mamá, ¿cómo es posible que no nos dejes en la escuela esta mañana?' Pero no, es un desafío constante y lo escuchas una y otra vez de las todas las madres, incluso de las que no trabajan", se ha sincerado.

VER GALERÍA

cambridge4-gtres

Kate dice que le gustaría retroceder al momento en el que se quedó embarazada por primera vez pero sabiendo lo que sabe ahora, y es que la experiencia le ha hecho darse cuenta de que  las cosas simples marcan la diferencia. "Lo importante son esos momentos de calidad con tus hijos, escucharles, entender sus sentimientos....". La mujer del príncipe Guillermo tiene claro que cuando George, Charlotte y Louis crezcan quiere que recuerden no solo las enseñanzas que aprenden en el colegio, sino también los momentos que han pasado en familia "yendo a la playa, empapándose, llenándose las botas de agua...".