Emma Raducanu no levanta cabeza perdida en un carrusel de entrenadores diferentes

·4  min de lectura
La británica Emma Raducanu se cubre el rostro durante su partido contra Aliaksandra Sasnovich
La británica Emma Raducanu se cubre el rostro durante su partido contra Aliaksandra Sasnovich

En septiembre del año pasado, Emma Raducanu obligó a reescribir los libros de tenis, tiró por la borda las estadísticas: campeona del US Open con apenas 18 años, desde el 150º del ranking a los primeros puestos, de la qualy a la consagración sin ceder sets, portadas de diarios y revistas, celebridad y… tenis. Todo cambió en la vida de esta joven británica, nacida en Toronto. Desde aquella quincena inolvidable en Nueva York, su rumbo se hizo irregular. Perdió más partidos (13) de los que ganó (10). Tampoco le fue bien en Roland Garros, donde jugaba por primera vez: en la segunda ronda, perdió por 3-6, 6-1 y 6-1 con la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich, 47ª del mundo.

Entre los múltiples cambios que afrontó Raducanu, nada como la sucesión de entrenadores con los que trabajó en los últimos tiempos, con variantes que estuvieron a la altura del Atlético de Madrid de Jesús Gil. Nigel Sears fue quien la llevó hasta los octavos de final en Wimbledon 2021. Fue reemplazado por Andrew Richardson, con quien llegó a la histórica victoria en el US Open, pero a pesar de ese logro no se le renovó el contrato, y en noviembre llegó Torben Beltz, que sólo duró 10 partidos, hasta fines de abril pasado. Iain Bates, de la Federación Británica de tenis (LTA) viajó con Rafucanu a los torneos de Madrid y Roma, y en los últimos días se sumó Raymond Sarmiento, quien era su sparring [peloteador] desde Indian Wells.

La britanica Emma Raducanu abatida en el juego ante Aliaksandra Sasnovich, de Bielorrusia, en un partido de segunda ronda de Roland Garros
La britanica Emma Raducanu abatida en el juego ante Aliaksandra Sasnovich, de Bielorrusia, en un partido de segunda ronda de Roland Garros (Thibault Camus/)

Después de la derrota, Raducanu se mostró optimista. “Definitivamente, siento que mejoré a medida que avanzaba la gira sobre polvo de ladrillo. Pero todavía tengo un largo camino por delante en esta superficie. Siento que fue buena como primera experiencia, pero que al mismo tiempo puedo mejorar mucho más de lo que estoy jugando en este momento. Antes quizá las derrotas me afectaban mucho más que ahora. Ahora veo todo como una lección, sé exactamente lo que hice mal, lo que tengo que mejorar. Veo todos estos partidos como factores para aprender cómo mejorar mi tenis”, contó la jugadora británica, que actualmente es las 12ª del ranking.

La conquista del US Open aceleró una etapa de inserción de Raducanu en el circuito mayor. Pero, más allá de todo lo que se generó alrededor, la joven revelación consideró: “Siento que en los últimos doce meses he crecido mucho, dentro y fuera de la cancha, y eso es uno de mis puntos fuertes. Todo lo que jugué me abrió los ojos a lo difíciles que son mis rivales; todas mejoran y quiere jugar bien contra mí, y ganarme. Eso es algo que aprendí, y que también lo acepté. Pero para mí ha sido un año positivo, porque creo que aprendí mucho, y eso supera cualquier resultado. Sigo siendo la misma persona que el año pasado, aun cuando las cosas han cambiado a mi alrededor. Sólo siento que ahora tengo más conocimientos y un poco más de experiencia”.

Emma Raducanu no logró mostrar su mejor versión ante Aliaksandra Sasnovich
Emma Raducanu no logró mostrar su mejor versión ante Aliaksandra Sasnovich (Matthieu Mirville/)

Sin embargo, la situación de Raducanu despierta preocupación en expertos como John McEnroe. El ex número 1 del mundo y actual comentarista televisivo, consideró que la jugadora británica está “sobrecargada”, y remarcó: “Tenemos que tener un poco de perspectiva aquí. Recuerden que, en el Wimbledon del año pasado, no consiguió terminar por culpa del estrés y la presión que había sobre ella. Después logró algo que nadie, en 150 años de tenis, logró al ganar un Grand Slam desde la clasificación”.

El destacado ‘BigMac’ también criticó la política de “puerta giratoria” con los entrenadores de Raducanu: “Entiendo que sus padres están involucrados y son los que más deben saber al respecto, pero no creo que esto sea bueno para ninguna jugadora, no se entienden estos cambios, y menos en esta etapa de su carrera. Si yo hubiera ganado un Grand Slam desde la qualy, pues seguiría al menos un año más con el mismo entrenador. Hay que esperar, pero espero que ella pueda encontrar alguien con quien pueda trabajar por más tiempo”.

Los rumores más recientes indican que Raducanu podría contratar a Riccardo Piatti, uno de los coaches más reconocidos del tour, que ha trabajado con varios jugadores de primer nivel, entre ellos Ivan Ljubicic, Novak Djokovic, Richard Gasquet, Milos Raonic, Borna Coric, y más recientemente, Jannik Sinner.

Vídeo | Medvedev aún no sabe si jugará Wimbledon

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.