La empresa Johnson & Johnson dejará de vender talco para bebés en 2023

·2  min de lectura

La farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) anunció este jueves la retirada del mercado mundial de su polvo de talco para bebés después de las acusaciones que aseguran que el producto produce cáncer.

En un breve comunicado, la compañía detalló que el producto “Johnson’s Baby Powder'”dejará de ser vendido en todo el mundo a partir de 2023. A la vez, ha anunciado la transición de toda la gama de productos de polvos de talco para bebés para que tengan una composición basada en maicena.

“Evaluamos y optimizamos continuamente nuestra cartera para posicionar mejor el negocio para el crecimiento a largo plazo. Esta transición ayudará a simplificar nuestras ofertas de productos, ofrecer innovación sostenible y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores”, aseguró la farmacéutica en la misiva.

Con todo, J&J ha mantenido su posición sobre la seguridad de su polvo de talco cosmético, sosteniendo que no contiene asbesto y que no causa cáncer, tal y como han denunciado miles de estadounidenses a la compañía.

En 2017, un tribunal de Los Ángeles condenó a la farmacéutica a pagar hasta 417 millones de dólares (354 millones de euros de entonces). Esto al considerar que el grupo era responsable de un cáncer de ovario terminal diagnosticado a una mujer de 63 años. Asimismo, se condenó a la empresa por no advertir adecuadamente del riesgo asociado con el uso de sus productos con talco, según informó en su momento el diario Los Ángeles Times.

JOHNSON & JOHNSON ENFRENTÓ 14,000 RECLAMOS

De acuerdo con el medio estadounidense, la empresa enfrenta más de 14,000 reclamos de que sus polvos causaron cáncer de ovario y mesotelioma. Este es un cáncer relacionado con la exposición al asbesto.

Sin embargo, la compañía niega que sus productos hayan contenido alguna vez el carcinógeno. Y argumenta que el talco no causa enfermedades que amenazan la vida.

Los resultados de la compañía en el juicio fueron mixtos. J&J perdió en una decisión del jurado que otorgó 29 millones de dólares en un caso de mesotelioma en California el 13 de marzo de 2019, pero ganó un juicio en Nueva Jersey días después. A su vez, ganó el California el 5 de abril de ese mismo año.

La compañía sostiene que William Longo, un científico que ha testificado para muchos demandantes en casos de talco, mintió en ensayos anteriores sobre dónde obtuvo muestras de talco en las que encontró rastros de asbesto. El juez Manuel Méndez en Manhattan permitió que Longo declarara en nombre de Olson”, sostuvo en ese entonces el medio.

(Con información de Europa Press)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Un estudio sobre la depresión cuestiona la efectividad de los antidepresivos

Insecto visto por última vez hace 150 años vuelve a cantar

El Ártico se calienta cuatro veces más rápido que el resto del planeta