En medio de denuncias de manipulación, RTVE reinicia su plan de monitorear los correos de los trabajadores

Desde el mes de febrero, la dirección de la corporación ha intentado poner en práctica el protocolo que habían redactado y presentado, y que consiste en permitir el acceso al e-mail de los trabajadores y/o monitorizar sus equipos y móviles. Y aunque la nueva norma sigue en suspenso, según Vertele, la dirección sigue en pie de lucha para implantarla.

María Casado de Las mañanas de La 1 (©RTVE.es)

Inmediatamente después de anunciar la nueva norma, saltó la polémica. Los trabajadores expresaron su indignación cuestionando si estas acciones eran legales, si se comprometía su privacidad y ponía en riesgo derechos fundamentales como la protección de los remitentes.

Tras la polémica, RTVE se vio obligada en suspender su idea pero, ahora, el grupo directivo ha reactivado su plan con ganas de seguir adelante y hasta han elaborado un texto completo -titulado PROTOCOLO– en el cual se “asegura un proceso e aplicación que garantice los derechos fundamentales y, de manera especial, los derechos de los profesionales recogidos expresamente en el Estatuto de la Información”. 

El texto y nuevas medidas se aplicarían en dos ocasiones: “si existe riesgo para la seguridad de la información de la Corporación por un uso inadecuado o por la existencia de actividades maliciosas” y “en los casos en que exista un indicio previo de ilicitud”.

LA RESPUESTA DEL COMITÉ DE INTERCENTROS DE RTVE Y EMPLEADOS EN CONTRA DE LAS NUEVAS FORMAS
El Comité de Intercentros de RTVE, máximo órgano de representación sindical de los trabajadores de la corporación, ha emitido un escrito en que explica el por qué está en contra del PROTOCOLO y asegura que es uno que “informa desfavorablemente” y sin detalles.

El Comité sentencia que la en la norma “no se esclarece suficientemente” cuál es la finalidad de la misma y que el hecho de que la directriz contemple -entre otros aspectos- la prohibición de “cualquier material difamatorio”, “nada tiene que ver con la finalidad declarada del riesgo de ataques de ciberseguridad”, finalmente parecen que son “pretextos para que la empresa pueda intervenir cualquier equipo”.

Del mismo modo, sobre su aplicación en casos de que existan “indicios de ilicitud”, los representantes de los trabajadores advierten de que la empresa “se subroga una actuación que estaría atribuida previa denuncia a las fuerzas de seguridad policiales”. El texto concluye con la denuncia de que la dirección “invade el ámbito de la negociación colectiva, con determinaciones unilaterales y no pactadas”.

Roberto Leal de España Directo (©RTVE)


“UNA HERRAMIENTA DE CONTROL Y PRESIÓN”
El Comité también señala y añade que toda la situación “es una herramienta de control y presión sobre los trabajadores” y un intento para reinvindicar al máximo en RTVE contra el intento de bloqueos por parte del Partido Popular para renovar totalmente de la cúpula. Es decir, que empleados tengan que seguir las órdenes que reciban del PP para desinformar. 

En otras palabras, ruedas de prensa censuradas, manipulación informativa… En fin, un ejemplo concreto de cómo se pueden utilizar los medios públicos con fines partidistas.

Un miembro del Consejo, Miguel Ángel Sacagula, asegura que está atónito con el PROTOCOLO y la vigilancia que se quiere imponer sobre los periodistas. “Si esto pasa con un consejero, ¿que no va a pasar con un trabajador?” , se pregunta, asegurando que “por supuesto” la norma puede tener el fin de “amedrentar y espiar” a los informadores.

EL COLECTIVO DE MUJERES TRABAJADORAS DE RTVE HA INICIADO SU PROPIA CAMPAÑA
Con el propósito de denunciar la manipulación en la corporación y el bloqueo del PP, se han mudado a las redes sociales con el hashtag #AsíSeManipula. 

Con el hashtag hacen un llamado a los espectadores, periodistas y oyentes para que compartan “y relaten ejemplos de manipulación” que hayan notado en RTVE.

Hasta el momento, el protocolo no ha sido aprobado, por lo que la norma no se ha puesto en marcha. Para ello, que hay que esperar que el Consejo de Administración, que es controlado por el PP, lo apruebe.

Para seguir leyendo:
Lluvia de críticas para María Patiño por su tuit tras la muerte de José María Íñigo
Fuertes dríticas a Ana Rosa y Espejo Público por el “sensacionalismo exremo” en la cobertura del Caso Gabriel