Un enfermero noruego sorprende en plena pandemia mostrando el futurista hospital público en el que trabaja

Un joven enfermero noruego de 22 años llamado Lars Ingar Sunde ha sorprendido a millones de personas con un vídeo en el que muestra el futurista hospital público en el que trabaja. Se trata de una clínica ubicada en la localidad de Lorenskog, al sureste de Noruega, que cuenta con avances tecnológicos increíbles que resultarían muy útiles y necesarios en los centros hospitalarios de sistemas sanitarios colapsados por la pandemia como el español.

El clip empieza con el protagonista frente a una máquina expendedora de uniformes, donde el personal únicamente tiene que pasar su tarjeta identificativa para hacerse con uno antes de empezar la jornada. Evidentemente, pueden escoger la talla a través de una pantalla táctil en la que aparecen los artículos de ropa. Al acabar, solo tienen que depositarlos en un contenedor que los envía directamente a la sección de lavandería.

Pero por si esto no resultara lo suficientemente sorprendente, el sistema de recogida de muestras biológicas sí lo es. Y es que los análisis de sangre, orina o saliva, entre otros, se envían al laboratorio en cápsulas que circulan a toda velocidad a través de un entramado interno de túneles que conectan los diferentes departamentos del hospital. Un sistema que también permite mandar medicamentos y resultados de pruebas.

El hospital también cuenta con robots que se mueven de manera autónoma por las instalaciones y que sirven para trasladar material sanitario y para hacer todo tipo de entregas. “Estas máquinas transportan las entregas a todas las unidades del hospital”, explica Lars Ingar Sunde en el vídeo. Incluso, el joven enfermero asegura que los robots saben cómo utilizar los ascensores para subir o bajar de nivel.

El vídeo lleva ya casi diez millones de reproducciones en Tik Tok y ha causado un fuerte impacto entre los usuarios por la avanzadas herramientas tecnológicas que el sistema sanitario noruego pone al servicio de sus empleados.