Enrique Ponce y Paloma Cuevas se divorcian tras 24 años casados

Enrique Ponce y Paloma Cuevas se divorcian tras 24 años casados (Photo by Samuel de Roman/WireImage)

El consolidado matrimonio formado por Enrique Ponce y Paloma Cuevas ha llegado a su fin tras más de dos décadas de unión y con dos hijas fruto del amor que se han procesado todos estos años.

La revista Semana recoge en exclusiva esta noticia que ha llegado por sorpresa a la prensa del corazón y es que, según recoge el medio, hacía ya dos años que la relación matrimonial entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas no iba bien.

No ha habido dramas, simplemente, el amor que se tenían como pareja ha terminado y seguían juntos gracias al amor que sienten hacia sus dos hijas. Pero ahora que se ha sabido que la pareja se divorcia, tanto Paloma como Bianca seguirán contando con su padre y su madre como lo han hecho siempre.

El despacho de abogados ya está ultimando los coletazos de este repentino divorcio que ha sido, afortunadamente, de mutuo acuerdo y amistoso. Es por esto que Enrique y Paloma siguen siendo amigos y se respetarán siempre, por sí mismos y por las niñas que tienen en común.

El semanario explica que no hay nada ‘oscuro’ como infidelidades ni terceras personas de por medio, de hecho lo que tanto Paloma como Enrique desean es que el trámite del divorcio pase pronto para poder seguir con sus vidas por separado y manteniendo la cordialidad.

También se ha publicado que Ponce tiene claro que a su familia nunca le va a faltar de nada y eso se reflejará en su acuerdo de divorcio llegando a un acuerdo generoso con su ya -casi- ex esposa.

La noticia ha caído con tristeza en el resto de sus respectivas familias, sin embargo, no ha sido una sorpresa dado que algunos familiares allegados ya conocían la lucha previa de Enrique y Paloma para intentar salvar el matrimonio y no tener que llegar a divorciarse.

Al fin y al cabo son 24 años juntos y, justo cuando casi iban a celebrar las bodas de plata, se termina la relación. Pero, sinceramente, si ya no se amaban como pareja y habían intentado alagarlo por sus hijas, la mejor decisión que han podido tomar es ser honestos con ellas y consigo para poder rehacer sus vidas y volver a enamorarse o, sencillamente, disfrutar de la soltería tras tantos años casados.

Su historia de amor se remonta a 1992 cuando un apoderado, Manuel Morillas, les presentó en el hotel ‘La Perdiz’ durante un festejo taurino. Enrique quedó prendado de Paloma y ella sintió el mismo flechazo. Se habían visto previamente en ambientes taurinos pero nunca habían sido presentados de un modo oficial, aquel mismo año, en Navidad, ambos se enamoraron para, posteriormente, darse el ‘sí, quiero’ que hoy acaba.


Más historias que te pueden interesar 

¿Cómo se conocieron Enrique Ponce y Paloma Cuevas? 

El significado especial de la tarta de la Comunión de la hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Declaraciones exclusivas de Paloma Cuevas tras la operación de Enrique Ponce