El enviado de ASEAN para Birmania urge a terminar con el encarcelamiento de Suu Kyi

·3  min de lectura

Bangkok, 27 jun (EFE).- El enviado especial de la ASEAN para Birmania, el ministro camboyano de Exteriores Prak Sokhonn, urgió a la junta militar a terminar con el encarcelamiento de la nobel de la Paz y derrocada líder birmana, Aung San Suu Kyi, de 77 años.

La política, condenada a 11 años de prisión tras el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021, fue trasladada a mediados de la semana pasada a una prisión en Naipyidó después de permanecer desde la sublevación bajo arresto domiciliario en un lugar desconocido.

Sokhonn pidió a la junta militar "compasión y facilitar el regreso de Suu Kyi a la casa donde estaba previamente detenida, en consideración de su frágil salud y bienestar", publica este lunes el gobierno de Camboya, que este año alberga la presidencia rotatoria de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático).

El portavoz de la junta militar, Zaw Min Tun, confirmó a Efe que Suu Kyi fue internada bajo un régimen de confinamiento solitario aislada del resto de presidiarios.

El enviado especial tiene previsto visitar esta semana Birmania, donde según declaró el portavoz militar "podría reunirse con miembros de la Liga Nacional para la Democracia", el partido derrocado y encabezado por Suu Kyi.

Esta sería la segunda visita del camboyano desde que accedió al cargo a principios de año con el objetivo de impulsar los cinco puntos de consenso alcanzados en abril de 2021 por los mandatarios del bloque y el general golpista Min Aung Hlaing para lograr una solución pacífica a la crisis en la que se encuentra Birmania.

"Suu Kyi es considerada internacionalmente y por muchos en Birmania como una persona que tiene un papel fundamental en el regreso del país a la normalidad y la reconciliación nacional a través de una solución política pacífica", subrayó el canciller.

Sokhonn reclamó al régimen castrense "iniciar" el diálogo con todas las partes implicadas en el conflicto, incluida Suu Kyi y sus partidarios.

"No se puede esperar la reconciliación cuando una de las partes del conflicto queda fuera de la ecuación", aseguró.

Suu Kyi afronta además una decena de acusaciones por cargos como corrupción o violación de la ley de Secretos Oficiales que, de ser hallada culpable, podría suponer una pena conjunta superior a los 150 años de prisión.

Según expertos políticos, la actual junta militar busca asegurarse que Suu Kyi, quien ya vivió más de 15 años bajo arresto domiciliario y varios meses en prisión durante la extinta junta militar (1962-2011), no regrese a la arena política.

El golpe de Estado militar sumió a Birmania en una profunda crisis política, social y económica, al tiempo que ha abierto una espiral de violencia con nuevas milicias civiles que han exacerbado la guerra de guerrillas que vive el país desde hace décadas.

Al menos 2.021 personas han muerto a raíz de la brutal represión ejercida por policías y soldados, que han disparado a matar contra manifestantes pacíficos y desarmados, según los datos recabados por la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.